6 C
La Paz
domingo, octubre 17, 2021
InicioOpiniónEditorialAlcaldías deben señalizar paradas de transporte

Alcaldías deben señalizar paradas de transporte

Visto que la flexibilización de la cuarentena comienza a ser mal entendida por la población, en los diferentes municipios de Bolivia se debe instruir se haga señalización con pintura amarilla en lugares de parada del transporte público, buses, minibuses, radio taxis, trufis, con distanciamiento de un metro y medio al menos para los primeros veinte pasajeros, así quizá los usuarios aprendan a no aglomerarse, para no contagiarse del mortal coronavirus.

Como quiera que se dispuso una determinada hora para concluir la labor de trabajo, tanto en la administración pública como en la privada, la situación se tornará calamitosa, por lo que es importante dicha señalización y presencia de uniformados de la policía nacional como de los militares, de otra manera todo será un caos y la situación de la pandemia tenderá a elevarse.

En otras capitales del mundo, las comunas se encargaron de instruir a los usuarios del transporte público el comportamiento que deben tener en espera y aborde de vehículos.

Del ejercicio severo y drástico accionar en contra de conductores que «pasándose de vivillos» lleven como sardinas a los necesitados y hasta «atrabiliarios» pasajeros que en medio de empujones y rabietas se abren paso para ser los primeros en ingresar, olvidándose cumplir con el distanciamiento aconsejado por la Organización Mundial de la Salud, dependerá el éxito o fracaso del quehacer cotidiano.

En nuestro país, dada la idiosincrasia de los diversos sectores, no se cumplirá sino se aplica a los conductores infractores severas y drásticas sanciones, en primera instancia con llamada de atención y en la segunda con arresto de 8 horas de los choferes y la retención del vehículo por 72 horas en garajes que Transito señale.

De otra parte, a personas, hombres y mujeres, que infrinjan las medidas de prevención y no acaten el distanciamiento, se les podría conminar a que lo hagan, pero si se tornan agresivos hacerlos conducir a lugares de arresto.

No hay otra forma civilizada que la señalada, no por quienes vemos cada día lo que acontece en los lugares de parada de vehículos de transporte de pasajeros, sino por las recomendaciones de la Organización Panamericana de la Salud, que en publicaciones de orientación inciden en que es importante que cada ciudadano acate la distancia de al menos un metro y medio entre cada uno de ellos, lavarse las manos, llevar barbijo y ser paciente, tolerante, ante la presencia de personas de la tercera edad, que sin duda alguna los habrá, y por tanto merecedores de respeto del colectivo social.

En los buses dependientes de las Alcaldías, existe buen acogimiento a las personas de la tercera edad, se las trata con deferencia en cuanto al acceso a los asientos.

Pero no es que seamos partidarios de que «algunos sean beneficiados y otros perjudicados» como piensan a veces los intolerantes, sino que también serán una especie de valla de contención de impulsos nerviosos de pasajeros que no dudan en querer introducirse a como de lugar en los vehículos.

Vaya trabajito que les espera a los custodios policiales y militares, serán dignos de agradecimiento.

Todos deben cuidarse solos, ya no habrá movilización en gran escala de las Fuerzas Armadas ni de la Policía, los «animales políticos» que intentaren ganar adeptos, estarán muy equivocados porque los ciudadanos antes que esperar que los agobien con sus promesas preferirán huir de la pandemia y arribar a sus hogares en medio de tensiones, pero llegados al fin.

Suerte a todos, es lo mejor que se puede decir en circunstancias en que la pandemia puede expandirse.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -