12 C
La Paz
martes, junio 18, 2024
InicioMundoAliados encauzan aumento de producción militar para mantener apoyo a Ucrania

Aliados encauzan aumento de producción militar para mantener apoyo a Ucrania

Los aliados empiezan a impulsar la producción de armas y munición con nuevos contratos e inversiones, después de que la OTAN avisara hace unos meses de que si no aumentan el ritmo no podrán mantener el apoyo que necesita Ucrania para seguir defendiéndose de Rusia y garantizar al mismo tiempo su seguridad.

«Lo que vemos es un enorme gasto de munición y lo hemos visto durante varios meses. Y esa es también la razón por la que empezamos a abordar este tema el pasado otoño (…) Ahora, vemos que las cosas van realmente en la dirección correcta», afirmó el secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg, en una rueda de prensa al término de una reunión de ministros aliados de Defensa de dos días.

Durante el encuentro, que vino precedido de otro presidido por Estados Unidos el martes con la cincuentena de países que dan apoyo militar a Ucrania, los ministros abordaron la manera de impulsar la capacidad industrial y reponer las reservas de armamento y municiones.

Stoltenberg consideró que los aliados van encauzando la necesidad de fabricar más de estos elementos, con países como Estados Unidos y Francia firmando nuevos contratos mientras que otros, como Alemania o Noruega, ya han impulsado acuerdos con la industria de defensa, «lo que significa que la producción se está acelerando».

«Eso está marcando una gran diferencia», subrayó el político noruego, que valoró que se esté aumentando la capacidad de producción de factorías ya existentes por un lado y, por otro, que se estén realizando nuevas inversiones «que llevarán algo más de tiempo».

Como ejemplo, puso que la producción de proyectiles de artillería 155 «está aumentando», lo que permite reponer las propias existencias y seguir ayudando a Ucrania.

Según Stoltenberg, los aliados están revisando los objetivos de capacidad de la OTAN respecto a los arsenales de munición.

Nuevos acuerdos

En esta reunión, los ministros decidieron impulsar varias iniciativas, como un proyecto sobre almacenamiento de municiones que apoyará el reposicionamiento de estos elementos para los batallones desplegados en el flanco este y que, a juicio de la Alianza, implicará un «cambio fundamental en la forma en que los aliados gestionan el almacenamiento de estas reservas».

A esa iniciativa se han sumado ocho países, entre los que se encuentra España, que también se ha unido hoy a otros tres proyectos, confirmaron a Efe fuentes comunitarias.

Uno de ellos se centra en movilidad y contramovilidad: 12 países acordaron trabajar en la adquisición de una serie de herramientas que garanticen la capacidad de la OTAN para asegurar la movilidad en todos los terrenos, incluyendo capacidades militares de puente, vehículos de apoyo a los trabajos de ingeniería militar o activos para dificultar el terreno al enemigo (contramovilidad).

En otra iniciativa, España y otros nueve aliados dieron un nuevo paso hacia el desarrollo de una solución modular para la defensa antiaérea terrestre de «muy corto, corto y medio alcance», valorada en 20 millones de euros.

El último proyecto en el que han decidido hoy participar España y otros tres aliados es el que conectará diversas instalaciones de defensa química, biológica, radiológica y nuclear dentro de una arquitectura única y que ampliará la disponibilidad de las capacidades de reacción ante esos riesgos en toda la Alianza.

También tomó forma hoy el proyecto inicial de Capacidad Aliada de Vigilancia Futura, que pretende proporcionar una nueva solución para cuando se retire la actual flota E3 AWACS de la OTAN en 2035, aunque en esta iniciativa no participa, por el momento, España.

Disuasión y defensa

Por otra parte, los ministros continuaron dando pasos en la preparación de decisiones que se tomarán formalmente en la cumbre de la OTAN de julio próximo en Vilna.

Respaldaron la llamada guía política de 2023, que constituye el primer paso del ciclo cuatrienal de planificación 2023-2027. «Esto refleja la realidad de que vivimos en un mundo más peligroso, con el comportamiento agresivo de Rusia, la amenaza persistente del terrorismo y los retos que plantea China», indicó Stoltenberg.

El secretario general declaró que estos pasos ayudarán a «impulsar los cambios de capacidades en los próximos años» y «garantizar que nuestra disuasión y defensa sigan siendo fuertes y creíbles».

Con el objetivo de mejorar la protección de las infraestructuras submarinas críticas, Stoltenberg anunció asimismo la creación de una célula de coordinación que implique a la industria y a los principales interesados militares y civiles.

Por último, los ministros empezaron a debatir sobre el próximo objetivo de gasto militar más allá de 2024, que Stoltenberg consideró que debe tomar como punto de partida el 2 % del PIB.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -