Ante denuncia del senador Ortiz contra ATB, se descubre que Evo tiene TV en Argentina

El senador Oscar Ortiz, develó toda una cadena de empresas que estaban al servicio de Evo Morales entre ellas a La Razón, PAT, ATB, Gravetal y Pro-vida.

Exigió que el Fiscal General Juan Lanchipa conforme una comisión de fiscales que investiguen cada uno de los casos.

Lo operadores, dijo, del «conglomerado de empresas» eran Marcelo Hurtado y Norberto Clavijo.

La Unidad de Investigación Financiera hará conocer dentro de tres días, las implicancias de Evo Morales y García Linera en «las fortunas ilícitas» de los denunciados.

ASFI instruyó a personeros del Banco Unión informen sobre «las permanentes reprogramaciones» de créditos solicitado por Hurtado, sin garantías reales.

Pensiones, Valores y Seguros, conformó un equipo de auditoría para indagar sobre las condiciones de transferencia de la empresa Pro-Vida a Hurtado.

En ATB, Hurtado firma papeles como representante legal y en otros no, lo extraño es -dijo el senador-, que Hurtado las dirigía como el caso de PAT.

ATB confirmó que Hurtado es socio del canal, aclaró que tiene relación directa societaria laboral con PAT

A raíz de la denuncia del senador Oscar Ortiz, residentes bolivianos en Buenos Aires, Argentina, hicieron conocer que «desde hace unos tres meses opera un canal de televisión que se dice es de Evo Morales Ayma, del cual Marcelo Hurtado también sería personero legal. La empresa se denomina ATBA 42 que está ubicado en la Av. Rivadavia y cuyo gerente, Alfonso Choque, sería «testaferro» de Evo Morales Ayma. Se indicó que pedirán a través de conductos regulares, se certifique quiénes son los propietarios de dicho canal.

En 2012 y 2013 un trabajador de PAT denunció, que «una organización criminal» operaba con fines inconfesables, indicó el senador Ortiz.

Por su parte, el fiscal de materia Samuel Lima ordenó se libre mandamiento de aprehensión contra Marcelo Hurtado y dijo que está bajo «celosa mirada investigativa» el empresario Carlos Gil, que también sería citado.

Hurtado, habría viajado a Buenos Aires unas diez veces durante los tres meses anteriores a los hechos de octubre y noviembre en Bolivia, motivo por el cual se pedirá informe a inmigración.

Las exministras de Comunicación Amanda Dávila, Gisela López, Manuel Canelas, «desviaron millones de bolivianos a las empresas denunciadas a título de «promociones propagandísticas sobre entrega de obras» del expresidente, indicaron fuentes fidedignas.