17 C
La Paz
miércoles, agosto 10, 2022
InicioEconomíaArce reivindica la política económica boliviana en medio de la crisis mundial

Arce reivindica la política económica boliviana en medio de la crisis mundial

El presidente Luis Arce reivindicó este jueves el modelo económico del país y planteó aplicar un «cambio de visión» ante las dificultades globales que se presentan a partir de los efectos de la pandemia y la guerra en Ucrania.

El mandatario, que presentó una ponencia en la inauguración de la XV Jornada Monetaria impulsada por el Banco Central de Bolivia en La Paz, planteó el dilema de elegir entre las «políticas de estabilización ortodoxas» frente a «otro tipo de políticas económicas» que favorecen a los sectores más postergados.

Arce consideró que la discusión sobre la inflación, la recesión económica y el manejo del déficit fiscal son los «tres elementos fundamentales» del debate actual «en materia de política internacional».

El jefe de Estado, que durante la Presidencia de Evo Morales (2006-2019) fue titular de Economía y uno de los ministros más longevos, cuestionó si las medidas de política monetaria son suficientes para contener la inflación de alimentos y energía que se presenta en el mundo a causa de la pandemia y la guerra en Ucrania.

A propósito de esto, señaló que la política de «industrialización y sustitución de importaciones» que propuso en tiempo electoral se planteó justamente ante un mundo que, consideró, iba a presentar los problemas que ahora se presentan.

Según Arce, ante el alza de los precios de los alimentos y la energía «la respuesta de los países ha sido la ortodoxia» para reducir la inflación y cuyo «costo» es precisamente la «recesión», que proviene de una «disyuntiva fundamental» que contrapone la inflación al crecimiento.

«Si combatimos la inflación ortodoxamente vamos a generar una recesión económica. La recesión económica va a generar malestar social y el malestar social genera presiones al interior de los diferentes países», manifestó.

El alza de los precios implica una presión para el aumento de déficit público, por lo que alertó sobre la tendencia a «contraer la inversión pública» con una «consecuencia sobre los sectores sociales más empobrecidos».

Ante ello, Arce planteó la necesidad de aplicar un «cambio de visión» en las políticas monetarias y fiscales ante las visiones «ortodoxas» y sus «consecuencias negativas sobre la sociedad».

El gobernante también planteó discutir los cambios en los bloques de la economía mundial, por un lado Estados Unidos y Europa que atraviesan una fase «muy complicada» y la proyección de la economía de China junto a la de otros países.

También se refirió a la etapa de «neoproteccionismo» que hace algún tiempo han aplicado algunas economías desarrolladas ante la globalización.

El Gobierno destacó la situación de la economía del país con una inflación de 1,2 % en el primer semestre del año, considerada «la más baja del continente».

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -