Armada Boliviana presenta respirador para tratamiento de personas con COVID-19

La Armada Boliviana presentó un Prototipo de Respirador Mecánico denominado «Barlovento 1.0» para el tratamiento de personas con coronavirus COVID-19, equipo que es capaz de mitigar los efectos del virus en pacientes con insuficiencia respiratoria aguda.

«Este respirador mecánico será empleado de manera inicial al interior de las Fuerzas Armadas, donde el personal médico de las sanidades operativas, ambulancias, centros de aislamiento, reciban pacientes con síntomas de una afectación severa en el Sistema Respiratorio en estado crítico a causa del COVID-19, que requieran con urgencia una ventilación mecánica, invasiva o no invasiva», informó el jefe de Investigación del Prototipo «Barlovento 1.0» de la Armada, Ernesto Adalid Alfaro.

Aclaró que el objetivo es brindar atención oportuna a pacientes que no tengan acceso inmediato a las Unidades de Terapia Intensiva de los hospitales designados para luchar contra el coronavirus, «haciendo su uso del prototipo para emergencias, abordo de ambulancias y atención de emergencias en los domicilios».

Según una nota institucional, el «Barlovento 1.0» es un prototipo de ventilador mecánico del tipo Ventilación Mandatoria Continua (CMV), con dispositivos de presión, un resucitador-manual o bolsa auto-inflable (AMBU), controles electrónicos de volumen, frecuencia y relación de inspiración y expiración, además del control de flujo y presión de gases (aire filtrado enriquecido con un porcentaje variable de oxígeno).

Ese respirador será un soporte para personal militar movilizado, quienes podrían contraer el virus y requerir de emergencia un respirador mecánico para salvar su vida.

Resaltó que, con el aumento de casos de coronavirus en el país, existe la necesidad de desarrollar equipos tecnológicos que ayuden a los pacientes con COVID-19.

El equipo multidisciplinario que creo ese prototipo está conformado por investigadores especialistas en medicina hiperbárica, robótica y sistemas de control, entre ellos, los ingenieros Daniel Mamani Quispe, Raúl Vladimir Condori Yucra, Herlam Condori, el doctor Flavio Muñoz y el Suboficial Jorge Fernando Tapia Flores, cuyo trabajo fue encabezado por Alfaro.