Aumento de pobreza e informalidad

Tanto el FMI, como el Banco Mundial, la OIT y la Cepal, observan una complicada situación económica inmediata, que agravará la pobreza y el desempleo.

Cuatro organismos internacionales prevén que la pobreza aumentará en Latinoamérica y especialmente en Bolivia, como consecuencia de la desaceleración económica de los últimos cinco años, agravada por la pandemia que parece ensañarse con América, donde ahora se concentra la mayor cantidad de contagios. «Se producirá un aumento de las carencias y la pobreza extrema en Bolivia y en la región», según el nuevo informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal, titulado: El desafío social en tiempos del Covid-19). A su vez, la OIT considera que la región es una de las “más vulnerables a la crisis por la alta tasa de empleados informales”.

Las proyecciones de los organismos coinciden en los indicadores económicos, aunque algunos datos son de mayor preocupación que otros. El Fondo Monetario Internacional (FMI) en su informe sobre las Perspectivas de la Economía Mundial (WEO), como consecuencia de la pandemia, advierte una contracción del 2,9% en el Producto Interno Bruto (PIB) de Bolivia para este año. El Banco Mundial proyectó, en su reciente informe de «Perspectivas económicas mundiales», que el Producto Interno Bruto (PIB) de nuestro país será este año en 3%, y señaló que cerró en 2019 con un crecimiento de 2,2%. También prevé que el PIB nacional crecerá 3,2% en 2021 y 3,4% en 2022.

La Cepal señala para la región una caída del 5,3% del PIB y el aumento del desempleo de 3,4 puntos, y que la pobreza en América Latina aumentaría al menos 4,4 puntos porcentuales (28,7 millones de personas adicionales) con respecto al año previo, por lo que alcanzaría a un total de 214,7 millones de personas (el 34,7% de la población de la región).

Entre esas personas, la pobreza extrema aumentaría 2,6 puntos porcentuales (15,9 millones de personas adicionales) y llegaría a afectar a un total de 83,4 millones de personas.

Para enfrentar los impactos socioeconómicos de la crisis este organismo propone que los gobiernos garanticen transferencias monetarias temporales inmediatas para satisfacer necesidades básicas y sostener el consumo de los hogares, lo que será crucial para lograr una reactivación sólida y relativamente rápida, según la propuesta presentada por la secretaria Ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena. Además, en el largo plazo, la Cepal reitera que el alcance de esas transferencias debe ser permanente, ir más allá de las personas en situación de pobreza y llegar a amplios estratos de la población muy vulnerable a caer en ella, lo que permitiría avanzar hacia un ingreso básico universal, para asegurar el derecho básico a la sobrevivencia.