16 C
La Paz
jueves, enero 26, 2023
InicioOpiniónEditorialBaja inversión pública y desaliento a la IED

Baja inversión pública y desaliento a la IED

La Inversión Extranjera Directa en Bolivia (IED) es mínima en relación a la que reciben otras naciones de la región. El año pasado apenas se llegó a algo más de mil millones de dólares según el Banco Central (BCB), mientras que los países de Latinoamérica recibieron nada menos que 142 mil 794 millones de dólares en 2021. Para lograr un desarrollo efectivo es imprescindible que lleguen capitales extranjeros y tecnología de punta. De nada sirve tener recursos naturales si el país carece de capacidad económica para desarrollar proyectos y hacer realidad la industrialización. La inversión estatal es insuficiente, y para colmo de males, en el Presupuesto General del Estado, para 2023 se asignó un monto menor de inversión pública al de la actual gestión que concluye.

Ya nuestro país tenía la más baja IED antes de la pandemia, pero la situación se agravó y hasta se llegó a experimentar un proceso de retiro de capitales. En 2019, se registró una desinversión de -217 millones de dólares, y en el año de la pandemia la cifra llegó a -1.097 millones, de acuerdo a datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, en su informe de agosto de 2021.

Las causas por las que las inversiones se alejan de Bolivia tienen que ver con muchos factores que desalientan la llegada de capitales y el desarrollo de la iniciativa privada o mixta. Entre estos factores figuran la inseguridad jurídica, las excesivas cargas impositivas, la debilidad de las instituciones, la permanente tensión social y política, las deficiencias en el transporte, telecomunicaciones y los servicios de alta calidad que la modernidad exige, además de otras trabas legales y administrativas que la burocracia se encarga de enredar.

Precisamente, la Comisión Económica Para América Latina y el Caribe (CEPAL), llama a los países de la región a utilizar estratégicamente la IED para fortalecer y desarrollar capacidades que aporten al desarrollo sostenible e inclusivo. Dice que, en un contexto de débil recuperación económica, la región recibió 142 mil 794 millones de dólares de inversión extranjera directa (IED) en 2021, un 40,7% más que en 2020, pero este crecimiento no fue suficiente para alcanzar los niveles previos a la pandemia, según el informe anual de la CEPAL, denominado, «La Inversión Extranjera Directa en América Latina y el Caribe 2022». Explica que, a nivel mundial, los montos de la IED aumentaron un 64% en 2021, alcanzando aproximadamente 1,6 billones de dólares.

No obstante, la región perdió participación como destino de las inversiones mundiales, representando solamente 9% del total, uno de los porcentajes más bajos de los últimos diez años y lejano del 14% que se registró en 2013 y 2014. De acuerdo con el informe, la reactivación de las inversiones en 2021 se produjo en todas las subregiones. Los países que recibieron más montos de IED fueron Brasil (33% del total), México (23%), Chile (11%), Colombia (7%), Perú (5%) y Argentina (5%).

En la región, la inversión extranjera directa es fundamental para el diseño de una política productiva, según el Secretario Ejecutivo de la CEPAL, José Manuel Salazar-Xirinachs. «Para lograr un impacto positivo de la inversión extranjera directa, es necesario articular las políticas de desarrollo productivo con la atracción de inversiones de alta productividad, en actividades que apoyen procesos virtuosos de desarrollo en términos de inclusividad, calidad del empleo, sostenibilidad ambiental, innovación y complejidad tecnológica. Las crisis en cascada que vive la región nos obligan a definir estrategias para posicionar a los países de América Latina y el Caribe en el panorama mundial de inversiones», advierte el máximo representante de la CEPAL. En 2021, los flujos de las empresas transnacionales latinoamericanas (traslatinas) también se recuperaron de la fuerte caída del año anterior (+302%). Mientras Brasil, Chile y Colombia mostraron un incremento en los flujos de inversión directa en el exterior, México registró un retroceso.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -