6 C
La Paz
viernes, julio 23, 2021
InicioOpiniónBloqueos físicos y bloqueos mentales

Bloqueos físicos y bloqueos mentales

Gary Antonio Rodríguez Álvarez (*)

Escrito está que «si los habitantes de un país se pelean entre ellos, el país se destruirá. Si los miembros de una familia se pelean entre sí, la familia también se destruirá». ¿Permitiremos que nuestro país -que la familia boliviana- se destruya?

Bolivia vive una vez más un escenario de convulsión provocado por quienes no quieren entender que en una sociedad civilizada, los derechos de una persona terminan donde empiezan los derechos de otra, para eso están las leyes y las instituciones llamadas a hacerlas cumplir, pero a ellos qué les importa…¡le meten nomás!

El irrespeto a la norma, el querer imponerse por la fuerza, antes que, por la razón, precipita al país a la barbarie y al desorden. ¿Quiere heredar Ud. eso a sus hijos?

Como si la pandemia del Coronavirus, que ha matado ya a más de 4.000 bolivianos, fuera insuficiente; como si la crisis económica que se avecina no importara, pese a que ha golpeado ya a miles de unidades productivas y comerciales, con el negativo impacto que tendrá sobre el empleo; como si la vida del ciudadano de a pie no valiera nada; los mitómanos dirigentes de la COB y de los insufribles movimientos sociales, han hecho una vez más de las suyas poniendo en vilo al país, provocando muerte, dolor y llanto.

A punta de amenazas, con la demostración de tener armas de fuego, estos sediciosos secuestraron una vez más a Bolivia con sendos bloqueos utilizando dinamita para hacer «volar» cerros sobre las carreteras, deteniendo a miles de camiones que sufrieron asaltos y exacciones -como está filmado- interrumpiendo el normal abastecimiento de alimentos e insumos y, lo que más indignación ha causado, el oxígeno que debía llegar para los enfermos del COVID-19, y que al no poder llegar causó decenas de muertos; una de las víctimas, con su último hálito de vida, les reclamó: «No sean tan malditos».

¡Basta ya de inmisericordes bloqueos! Identificados los autores materiales e intelectuales de estos desmanes, corresponde una severa sanción acorde al daño ocasionado, para que quienes piensen delinquir en el futuro, la piensen dos veces…

Pero, lamentablemente no solo estos bloqueos nos dañan. Así como los bloqueos físicos, hay bloqueos mentales que frenan nuestro desarrollo -v.gr.- con gente que arrogándose una representatividad que no tienen -igual que los dirigentes de la COB- se oponen al pleno uso de la biotecnología en Bolivia, impidiendo que la producción de alimentos florezca en el país. Es hora de poner las cosas en su lugar, en este campo también…

(*) Economista y Magíster en Comercio Internacional – Santa Cruz.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -