Bolívar dejó escapar el triunfo ante San José

APG

En un partido en el que el público asistente observó el juego con el Jesús en la boca, los equipos de San José y Bolívar empataron a dos goles (2-2), la noche del miércoles en el estadio Jesús Bermúdez, de Oruro donde el hincha del fútbol retornó a sus hogares satisfechos por todo lo que hicieron ambos rivales.

El partido tenía el rótulo de cuidado, además de ser considerado como el más complicado de la fecha 21 del Campeonato Clausura, no solo por la posición que ocupa uno y otro plantel en la tabla de posiciones, también por la historia de los choques entre dos viejos conocidos, no era para menos, por lo que el estadio quedo lleno, se volcó taquilla.

No menos cierto es que las parcialidades contaron con su punto de encuentro, cada uno celebró los goles, pero también se inquietaron por el trajín del encuentro, las familias disfrutaron el juego que mostraron uno y otro plantel, fue de ida y vuelta con sobresaltos para los dos equipos, pues el planteamiento de uno y otro no permitió las distracciones.

Tanto Miguel Ponce como César Vigevani expusieron lo mejor de su elemento, además las individualidades también marcaron la diferencia. No menos cierto es que los arqueros Rodrigo Banegas y Leonel Moreira tuvieron mucho trabajo y no permitían que la pelota ingrese al fondo de las redes, pues estaban atentos para cualquier contratiempo.

Los santos se colocaron en ventaja en el minuto 11, mediante el jugador Edemir Rodríguez el futbolista recibe un centro y peina la pelota, el jugador estaba solo sin marcación y convierte ante la sorpresa del plantel paceño que entendió que no podía dar espacios a un equipo ambicioso y que no quería defraudar a los fieles seguidores.

Bolívar no se resignó el resultado podía ser para cualquiera de los dos por todo lo expuesto en el campo de juego, es a los 42 minutos cuando el equipo paceño consigue igualar el marcador, con un remate de Juan Carlos Arce tras un pase de Juan Miguel Castellón, el jugador aprovecha la presión y no permite la reacción del arquero del plantel orureño.

Para el segundo tiempo los entrenadores de los dos equipos realizan cambios que permite mayor movimiento, las variantes en Bolívar fueron más efectivas pues los ataques fueron más punzantes y permite el segundo gol para para el visitante.

Es Vladimir Castelló, de Bolívar dejó quietos a los hinchas de San José con una rápida llegada y las desinteligencias de los defensores, el jugador estaba preciso a la hora del remate en el minuto 79, el gol dejó con una herida al santo que no pudo recuperarse hasta el minuto 90 con un golazo de Iker Hernández, quien de pelota quieta dejó parado al arquero celeste, que nada puede hacer para frenar el trayecto de la pelota, era el 2 a 2.

Tras ese tanto, las cargar se elevan, pero el arco no se abrió para los dos equipos, por lo que el marcador terminó con el resultado que divide honores, que además les permite al celeste alejarse de Wilstermann y The Strongest, pues le están pisando los talones.