Bolivia busca aumentar su exportación y atraer inversores en tres continentes

APG

Una nueva Agencia de Promoción de Exportaciones, Turismo y Atracción de Inversiones- Proexport Bolivia buscará a través de las embajadas bolivianas en una treintena de países de América, Asia y Europa aumentar el comercio exterior y captar inversores.

La agencia fue presentada este miércoles en La Paz por la Cancillería, que la calificó como un hito histórico para el país, al señalar que por muchos años era solicitada por el sector empresarial.

El objetivo es proyectar la imagen de Bolivia en el exterior para fomentar el turismo, posicionar productos y servicios del país y atraer inversiones, según la Cancillería.

La canciller interina, Karen Longaric, destacó que su labor se apoyará en embajadas y consulados bolivianos, con profesionales especializados en promoción comercial, mediante una priorización de mercados por criterios como las preferencias arancelarias, los acuerdos comerciales y las oportunidades de mercado.

Para ello se ha creado el portal informativo Bolivian Trade, con información sobre perfiles de mercado, aspectos logísticos y normativa de acceso comercial, entre otras.

Bolivia prevé destinar a esta labor 12 agregados y 35 agentes comerciales en Alemania, Argentina, Austria, Bélgica, Brasil, Canadá, Chile, China, Colombia, Corea del Sur, Costa Rica, Cuba, Ecuador, Egipto, España, Estados Unidos, Francia, Reino, India, Italia, Japón, México, Países Bajos, Panamá, Paraguay, Perú, Rusia, Suecia, Suiza, Tailandia, Uruguay y Venezuela.

Las exportaciones bolivianas sumaron unos 8.900 millones de dólares en 2019, el 1,5 por ciento menos respecto al año anterior, con destino en cerca de un 45 % a América Latina, en especial Argentina y Brasil, seguida en menor medida de la Unión Europea, India, Japón, Estados Unidos y China.

La soya y sus derivados, además de otros productos alimenticios, junto con artículos de joyería, destacan entre sus exportaciones, según datos del área de Comercio Exterior de la Cancillería.

La inversión extranjera alcanzó en 2013 los 1.750 millones de dólares en Bolivia, pero desde entonces está a la baja, con una caída del 39 por ciento en 2019 respecto al ejercicio anterior, de acuerdo a estos datos.