Bolivia empleó más de $us 11 millones para sofocar incendios en la Chiquitanía

APG

El ministro de Relaciones Exteriores, Diego Pary, reveló que el Estado boliviano gastó más de 11 millones de dólares y por otro lado se recaudó de la cooperación cerca de 2 millones de dólares, para atender los incendios en las tierras bajas del país. Mientras, el vicepresidente Álvaro García Linera resaltó el esfuerzo nacional para mitigar los incendios forestales en la región de la Chiquitania.

«El Gobierno ha destinado hasta este momento más de 11 millones de dólares, recursos que estamos contribuyendo como país, y los recursos que se han recaudado hasta ahora de la cooperación internacional son alrededor de dos millones de dólares», manifestó Pary.

Mientras que en el caso de los fondos que llegaron del extranjero indicó que «los recursos que se han recaudado hasta este momento de la cooperación internacional son alrededor de 2 millones de dólares».

El pasado 28 de agosto, el Canciller detalló que se viabilizó la cooperación de la CAF- Banco de Desarrollo de América Latina de $us 300.000, del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) de $us 200.000, de la Organización de Naciones Unidas (ONU) de $us 150.000, del Fondo Financiero para el Desarrollo de la Cuenca del Plata (Fonplata) de $us 100.000, de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) de 500.0000 y de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA) de $us 1 millón.

El Canciller afirmó también que en el transcurso de esta semana llegará un helicóptero especializado de Canadá.

Pary apuntó además que este fin de semana o a inicios de la siguiente arribará un helicóptero ruso que apoyaría en los trabajos de mitigación de los focos de calor.

Por su parte, García Linera indicó que «todo el Estado ha dedicado sus esfuerzos y recursos para salvar la Chiquitania. Son ya más 11 millones de dólares que como país hemos gastado», acotó

Recordó que el presidente Evo Morales y los ministros han estado al frente de todas las acciones contra el siniestro, además de la intensa labor que desarrollan los brigadistas y los voluntarios en las zonas afectadas.

Las tareas de sofocación cuentan, además, con el Supertanker, considerado el avión más grande del mundo para enfrentar incendios, así como helicópteros de la Fuerza Aérea, cisternas, avionetas y vehículos para el transporte.

El vicepresidente anunció que también se contará con un helicóptero de doble hélice, el cual carga cerca de 16 mil litros de agua, y dos más de tamaño mediano, alquilados por el Estado, así como un avión ruso con capacidad para transportar 45 mil litros del líquido.

Por otro lado, se conformaron dos grupos de élite para realizar labores nocturnas de rastrillaje en el área protegida Otuquis, con el fin de eliminar cualquier material que reavive el incendio en esa región oriental.

Cada grupo estará conformado por 10 instructores de las tres fuerzas (Armada, Ejército y Fuerza Aérea), además de cinco guardaparques que les ayudarán a desplazarse por la zona, según fuentes oficiales.

Autoridades nacionales, departamentales, municipales, miembros de las Fuerzas Armadas, de la Policía, bomberos, médicos, especialistas de diversos sectores y voluntarios trabajan en coordinación para combatir el fuego por aire y tierra.