6 C
La Paz
martes, noviembre 30, 2021
InicioOpiniónEditorial¿Bolivia es un país feliz?

¿Bolivia es un país feliz?

La felicidad es el propósito principal de la vida del ser humano, es la búsqueda de bienestar y para alcanzar esta aspiración no hay un único camino. Para algunos la felicidad es un estado de ánimo y para otros el lograr bienes, metas o seguridad. Hoy la ciencia se preocupa de definir este concepto bajo nuevos parámetros que tienen que ver con la calidad de vida y su duración. El último índice de felicidad asigna a Bolivia un honroso puesto 69 en el mundo tomando en cuenta que se analizaron 149 países. El país más feliz es Finlandia y el último del ranking es Afganistán. En América Latina, a la cola figura Venezuela. Y en los hechos, Bolivia aparece en muchos indicadores en los últimos lugares, excepto en narcotráfico, que en el que tiene un lugar preponderante.

La mayor parte de los países del mundo compiten por lograr el mayor bienestar para sus ciudadanos mediante gestiones de calidad en todos los ámbitos de la vida política, económica, cultural, profesional y social. La mayoría de los Estados se esfuerzan en ofrecer mejores servicios de educación, salud, alimentación, seguridad, economía estable, eficiencia en los servicios públicos, respeto a los derechos humanos y, fundamentalmente, la calidad de vida. Durante los últimos 15 años se ha dicho que Bolivia logró algún grado de desarrollo económico. Por lo menos eso dicen los datos oficiales y algo de cierto hay.

Los altos precios del gas natural han beneficiado al país que logró ingresos que nunca antes había alcanzado. Llego a acumular casi 17 mil millones de dólares en sus Reservas Internacionales Netas (RIN). Pero ¿dónde está ese dinero? Actualmente las reservas están en menos de seis mil millones de dólares, suma que Bolivia tenía hace 15 años atrás. La deuda externa e interna de Bolivia en este momento es la más alta de la historia. Pero hay estabilidad, no hay una inflación preocupante y tampoco escases. ¿Será eso suficiente para que los bolivianos se sientan felices? Veamos algunos datos, en deportes raras veces hay satisfacciones cuando se trata de competiciones internacionales, en cambio, según Transparencia Internacional los ciudadanos mantienen su percepción de la corrupción en Bolivia, que se ubica en la posición número 124, de 179 países del ranking de la corrupción gubernamental. Es decir que los ciudadanos creen que existe mucha corrupción en el sector público. La evolución de la percepción de la corrupción en los últimos cinco años en Bolivia ha empeorado.

En otro ámbito, nuestro país se encuentra en el puesto 156 del «Doing Business» de los 190 que conforman este ranking, que clasifica los países según la facilidad que ofrecen para hacer negocios. En el último año Bolivia ha caído 4 puestos en este ranking, lo que indica que se ha hecho más difícil hacer negocios. Además, Bolivia ocupa el antepenúltimo lugar entre los países de Sudamérica en relación a las facilidades para los negocios. Ni que decir de la pobreza. Antes de la pandemia nuestro país era el más pobre de la región. Ahora, esa situación ha empeorado y seguramente los datos son alarmantes. Según el PNUD, para el 2019 el 37.2% de la población boliviana vivía en pobreza, es decir que menos de cuatro de cada diez personas tenían ingresos suficientes para cubrir sus necesidades alimentarias, pero no necesariamente para cubrir otros servicios como por ejemplo vestimenta o transporte.

Pero pese a todo, los bolivianos se sienten felices de alguna manera, tal vez por haber sobrevivido a la pandemia, o por la esperanza de que todo cambie. Naturalmente que la felicidad es un concepto que es único para cada persona. El Informe de la felicidad mundial es una publicación de la Red de Soluciones de Desarrollo Sostenible, impulsada por datos de Gallup World Poll y Lloyd’s Register Foundation. El Informe 2021 incluye datos del Rastreador de comportamiento de ICL-YouGov como parte del COVID Data Hub. Para evaluar el progreso social y hacer políticas efectivas, se toma en cuenta la calidad de vida, y o la duración de la vida. El informe explica que los economistas de la salud utilizan el concepto de años de vida ajustados a la calidad, pero solo cuentan la calidad relacionada con la salud del paciente individual. En el enfoque de bienestar, se considera total bienestar, quien lo experimente, y para cualquier motivo: El enfoque del bienestar pone un valor menor de lo que es habitual en el dinero en relación con vida. Bajo esas ópticas, Bolivia aparece en el índice de Felicidad en el puesto 69 de 109 países analizados.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -