9.8 C
La Paz
sábado, marzo 2, 2024
InicioBoliviaBolivia recuerda el Día del Mar sin desfiles ni actos por el...

Bolivia recuerda el Día del Mar sin desfiles ni actos por el coronavirus

Las actividades cívicas por el Día del Mar se paralizaron por completo este lunes, por la cuarentena absoluta que rige en el país para controlar el coronavirus.

Esta jornada debían conmemorarse los 141 años de la pérdida del litoral boliviano en la guerra del Pacífico contra Chile, a fines del siglo XIX.

El Día del Mar, una de las fechas cívicas más emblemáticas de Bolivia, sin embargo, esta vez no tuvo ofrendas florales ante el monumento del principal prócer de la guerra iniciada en 1879, Eduardo Abaroa, ni desfiles ni el típico mensaje presidencial.

Los restos del prócer no se exhibieron

La víspera al 23 de marzo es habitual el traslado de los restos del héroe Eduardo Abaroa por el centro de La Paz, desde la basílica de San Francisco hasta la plaza que lleva su nombre.

Habitualmente el presidente del país comandaba esos actos en una procesión laica en la que participaban militares, policías, funcionarios, estudiantes y colectivos cívicos.

Todo esto no pasó este lunes por las restricciones a la circulación y actividades públicas que están en rigor desde este pasado domingo por mandato de la presidenta, Jeanine Áñez, de una cuarentena total con arrestos y multas para quienes salgan a la calle, salvo excepciones como emergencias sanitarias.

El centro de los actos cívicos vacío

El coronavirus, con al menos 27 casos confirmados en Bolivia, impidió uno de los actos cívicos más arraigado en la conciencia colectiva boliviana.

A los pies del monumento a Abaroa en el centro de La Paz no están las ofrendas florales que desde la madrugada suelen llevar ministerios del país, las delegaciones diplomáticas y otras entidades.

Tampoco está la custodia militar, ahora todo está vacío y en silencio sin la expectativa de grandes anuncios o palabras que refuercen la centenaria reivindicación boliviana por un acceso soberano al mar.

Ausentes también están las salvas de artillería que con sus estruendos hacían revolotear a las aves del lugar, ni los cientos de estudiantes esperando su turno para desfilar por el palco presidencial.

Los estudiantes de todos los niveles han dejado de asistir a sus actividades hace más de una semana, en una de las primeras medidas que el Gobierno asumió ante la pandemia global.

Autoridades atendiendo la pandemia

Los anuncios o discursos por el Día del Mar quedaron en segundo plano, como también el proceso electoral previsto para el 3 de mayo, suspendido en espera de una nueva fecha para ir a las urnas.

Las Fuerzas Armadas, principales promotoras de este acto cívico, que además institucionalizaron hace años la arenga de recuperar el mar como «un deber», se han volcado a las calles no para desfilar sino para hacer que la cuarentena se cumpla.

Bolivia recuerda su Día del Mar de una de las formas más atípicas y con gran parte de su atención enfocada a evitar que se produzca lo que varias de las autoridades en sanidad han advertido, un «contagio comunitario» por coronavirus.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -