«Cada que habla Morales se autoincrimina», afirman dirigentes de la Plataforma «Cívica del Oriente»

APG

A raíz del proceso penal que se le sigue por el ministerio público por sedición terrorismo, instigación a cercar las ciudades, privación de alimentos a los habitantes de las capitales de departamento y del anuncio que se librará en su contra mandamiento de aprehensión a nivel internacional, pidiendo que la Interpol actúe y lo remita a territorio boliviano, el expresidente Morales Ayma, en declaración pública en la Argentina, manifestó que «como quiera que se trataba de llamadas, el gobierno transitorio de Bolivia debería iniciar juicios a presidentes, ejecutivos de organismos internacionales y hasta ministros de la iglesia», toda vez que -dijo- «mantuvo conversaciones sobre la problemática internacional con ellos».

Al respecto José L. Estremadoiro, Manuel Balboa Costas, dirigentes de la Plataforma «Cívica del Oriente» señalaron «lo que no dijo, el asilado en primera instancia en la república de México, Evo Morales, es que abandonó su función y además renunció y como ciudadano común incitó a cometer delito de lesa humanidad, y que posiblemente a quienes le llamaron, expresidentes y otros que señala, no se les ocurrió ni pasó por sus mentes sugerirle, a que pida a Faustino Yucra «cercar ciudades y no permitir ingreso de alimentos a las capitales».

«Lo reconocido y admitido por Evo Morales al haber afirmado que el número de celular que fue interceptado por la policía boliviana, era suyo y que efectivamente llamó a Faustino Yucra (que un juez determinó su encarcelamiento en un centro penitenciario), es admisión que los delitos penales, por los que el ministerio público lo sindica, son ciertos, que los jueces deben valorar a tiempo de recibir su declaración -si se anima a venir a Bolivia a defenderse- luego que en forma constante repetía hasta el cansancio «que los que huían de la justicia eran delincuentes confesos».

Manifestaron que «se debería convocar a los expresidentes con los que él dijo conversó para que indiquen si alguno de ellos asesoró o le dijo que convocara a privar de alimentos y cercar las principales ciudades de Bolivia, hecho que demostraría nueva prueba en su contra por que es seguro que ninguno de ellos quiera estar en la pirámide de la repulsa internacional».

«Cada vez que el expresidente Evo Morales habla aplicando su verso ‘yo le meto nomas y mis abogados lo arreglarán’ se autoincrimina», afirmaron.