6 C
La Paz
martes, octubre 26, 2021
InicioEconomíaCandipaz rechaza impuesto para luchar contra el cáncer

Candipaz rechaza impuesto para luchar contra el cáncer

La desigualdad impositiva y el desincentivo a la producción son los principales argumentos expuestos por la Cámara Departamental de Industrias de La Paz (Candipaz) para rechazar un impuesto que se busca aplicar al tabaco, alcohol y a los alimentos ultraprocesados en un proyecto de ley de Lucha Contra el Cáncer.

El presidente de Candipaz, Raúl Crespo, manifestó que el tributo «generará desigualdades impositivas» a estos sectores y además impulsará «la informalidad, el contrabando y la desindustrialización en el país», según un comunicado de esta entidad.

El empresario señaló que ese impuesto sería una medida orientada a «distorsionar gravemente el sistema impositivo» y volver a prácticas que se superaron y que produjeron consecuencias económicas hace varias décadas en Bolivia, apunta la nota.

El impuesto forma parte de una norma que será objeto de discusión en el Parlamento boliviano y que se prevé que sirva para financiar la atención a la población que padece la enfermedad.

El ente empresarial paceño pidió a los legisladores nacionales actuar con «racionalidad y equidad».

Al respecto, Crespo consideró que un nuevo plano o política de lucha contra el cáncer es una iniciativa «valiosa y necesaria», pero su financiación «no puede» transferirse al sector privado o industrial.

«Si el Estado nos transfiere funciones estatales (…), debiera disponer, por ejemplo, la aplicación de cero por ciento de aranceles a la importación de productos farmacéuticos de uso oncológico», argumentó el representante empresarial.

El lunes pasado enfermos de cáncer y sus familiares cesaron una huelga de hambre que instalaron la semana pasada en un hospital de La Paz, tras firmar un acuerdo con el Gobierno boliviano para conseguir mejores condiciones para el tratamiento médico que deben seguir.

Parte del acuerdo incluye el compromiso de agilizar en el Legislativo boliviano una ley ya en trámite para mejorar la atención a estos enfermos, que incluye la captación de recursos mediante un impuesto específico al tabaco, alcohol y alimentos ultraprocesados.

Entre otras medidas, prevé también la posibilidad de crear farmacias oncológicas para los enfermos con menores condiciones económicas y la formación de profesionales especializados en el manejo de equipos para el tratamiento del mal.

Tras una serie de movilizaciones, colectivos de enfermos de cáncer y sus familiares lograron a fines de 2018 que el Gobierno de Bolivia costee tratamientos de radioterapia por un año.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y del Ministerio de Salud de Bolivia, en el país se registran cada año unos 18.600 enfermos de cáncer, de los que al menos 5.000 fallecen.

La OMS incluye entre los alimentos ultraprocesados los helados, la confitería, las margarinas y otros untables, galletas, barras de cereal y bebidas con sabor a fruta, entre otros.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -