15 C
La Paz
sábado, octubre 1, 2022
InicioBoliviaChoferes agreden con piedras y palos buses del Pumakatari: Hay detenidos

Choferes agreden con piedras y palos buses del Pumakatari: Hay detenidos

La Alcaldía de la ciudad de La Paz inauguró ayer una nueva ruta del transporte público municipal en medio de enfrentamientos entre vecinos que defienden ese servicio y transportistas que lo resistieron con violencia. Tras los destrozos a buses Pumakatari, el Ejecutivo edil alista querella penal contra las personas que fueron detenidas por la Policía Boliviana.

La nueva ruta de los Pumakatari (puma y serpiente en aimara), como se conoce a los autobuses del transporte municipal, cubre los 30 kilómetros entre el barrio central de San Pedro y el sureño de Achumani, pasando por al menos otras tres zonas paceñas.

Ante el anuncio de la inauguración de este nuevo trayecto, los transportistas agrupados en sindicatos instalaron vigilias desde el sábado en la noche en distintos puntos del recorrido para impedir el paso de los autobuses municipales.

Ayer en la mañana hubo tensión en el inicio de la ruta en Achumani, donde centenares de vecinos salieron a reclamar por los bloqueos y en defensa de los Pumakatari, a lo que los conductores reaccionaron con violencia.

Cuando el primer autobús municipal intentó avanzar, los chóferes empezaron a lanzar piedras que rompieron los vidrios laterales derechos del vehículo.

Algunos vecinos también recibieron pedradas y se enfrentaron a golpes contra los transportistas, que se replegaron hacia los cerros colindantes cuando apareció la Policía, aunque desde allí siguieron lanzando piedras contra los vehículos.

En Achumani y también en el barrio sureño de San Miguel la Policía lanzó gases lacrimógenos contra los manifestantes y se logró abrir paso para los autobuses municipales que iban custodiados por algunos vecinos.

Los autobuses llegaron hasta la plaza Bolivia, en el centro paceño, donde fueron recibidos por decenas de vecinos y se realizó un acto de inauguración formal de la nueva ruta.

En su discurso, el alcalde paceño, Luis Revilla, destacó que «gracias a esos cientos y cientos de vecinos que han custodiado nuestros buses» en todo el recorrido «es que podemos decir con certeza que el PumaKatari ha iniciado operaciones desde Achumani hasta el centro de La Paz».

«No vamos a ser rehenes del mal servicio, no podemos ser presos del mal servicio que se nos está brindando, o en algunos casos, del servicio que no existe hacia distintas zonas de La Paz», remarcó.

El burgomaestre expresó su convencimiento de que en la ciudad «hay espacio para todos, pero los vecinos tienen el derecho de elegir cuál es el transporte del que quieren hacer uso».

Finalmente, el alcalde anunció que el bus municipal llegará a más distritos de la Sede de Gobierno

El argumento de los transportistas para movilizarse fue que los ingresos de los que cubren ese trayecto se verán mermados por el ingreso del servicio municipal a la ruta.

Las quejas de los usuarios en La Paz apuntan a que el transporte sindicalizado opera sin horarios ni paradas fijas y los chóferes en su mayoría emplean vehículos que datan de hace más de dos décadas, carentes de mantenimiento, o que han sido modificados en forma precaria para captar más pasajeros en espacios chicos.

Por su lado, el ministro de Gobierno Carlos Romero reportó una decena de detenidos.

Añadió que la Policía tiene heridos en los enfrentamientos porque fueron atacados con piedras y objetos contundentes. Aseguró que hubo grupos violentos que no dejaron ni siquiera pasar a las ambulancias que fueron enviadas.

Manifestó que la instrucción fue que se aprehenda a las personas que cometan actos de violencia contra los buses, porque es un transporte que la Alcaldía lo ha establecido y que los vecinos de La Paz lo valoran y nadie tiene por qué oponerse.

«No hay legitimidad muchos menos legalidad para justificar este tipo de violencia», manifestó al estimar una decena de personas detenidas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -