6 C
La Paz
viernes, octubre 22, 2021
InicioBoliviaPolíticaCinco años del referendo que "quebró" la permanencia de Morales en el...

Cinco años del referendo que «quebró» la permanencia de Morales en el poder

Bolivia recuerda el referendo de 2016 que hace cinco años fue la primera derrota de Evo Morales en las urnas, y que pese a que un contundente NO le negó la posibilidad de buscar un cuarto mandato, el expresidente logró por otras vías presentarse a las elecciones de 2019, que fueron anuladas, y provocó su renuncia al poder.

El referendo del 21 de febrero fue el inicio del descontento hacia un líder que se alzó con las banderas del movimiento indígena, de los obreros y en contra de todo lo que tuviera que ver con lo que él llamaba «imperialismo».

El primer golpe

Desde que Evo Morales llegó al poder en 2006 su Gobierno sacó adelante a un país rezagado en índices económicos impulsando varios sectores de materias primas como el gas, reduciendo las cifras de pobreza con aumentos de salarios por encima de la inflación, nacionalizando a varias empresas, lo que generó un crecimiento sostenido frente a otras economías de la región.

Sin embargo, su política económica conocida como «Modelo Económico Social Comunitario Productivo» comenzó a perder fuerza en 2016 por factores como la baja de los precios del petróleo y el estancamiento de las medidas de desarrollo en el país.

En lo político y social, el descontento entre los bolivianos fue creciendo en medio de denuncias de corrupción entre miembros del Gobierno y la falta de inversión en educación y salud.

Analistas consideran que la figura de un Evo Morales «imprescindible» se fue desdibujando y fue el resultado del referendo del 21F el primer golpe que recibía el expresidente, quien en diez años de Gobierno había ganado tres elecciones con un amplio margen de votación.

El NO a la pregunta de si modificar la Constitución boliviana, promulgada por el propio Morales en 2009, para permitir tres mandatos presidenciales consecutivos venció con más de un 50 %.

Desconocimiento al referendo

Morales y su partido el Movimiento al Socialismo (MAS) denunciaron en varias ocasiones que en el referendo el pueblo votó engañado debido a una «guerra sucia» promovida por EE.UU. y la oposición, y que en ese sentido analizarían otras vías para poder postular al exmandatario para las elecciones de 2019.

En 2018 el Tribunal Supremo Electoral habilitó la candidatura de Morales para un cuarto mandato consecutivo, pese a que la Constitución sólo permite dos períodos consecutivos, pero en un fallo previo del Tribunal Constitucional ya se había argumentado que los dos Gobiernos anteriores entre 2006 y 2010 no contaban porque el país fue refundado en 2009.

Despejados todos los obstáculos Morales se presentó a las elecciones de 2019 y tras ser declarado vencedor para un cuarto mandato consecutivo, los comicios finalmente fueron anulados entre denuncias de fraude a favor del entonces presidente.

«Evo Morales no respetó los resultados del 21F, y el país le pasó una factura altísima. Evo Morales, está fuera del poder. El presidente es Luis Arce. Pueden afirmar que Arce es títere de Morales, pero lo real es que Arce ganó la elección de 2020 y Morales es expresidente», explica a Efe el analista político Carlos Cordero sobre una de las lecciones que dejó ese referendo.

El temor a que Morales se perpetuara en el poder caló entre una parte de la sociedad boliviana tras las elecciones del 20 de octubre de 2019, que salió a las calles a protestar por esos comicios mientras el rumor del fraude tomaba fuerza y el país quedó sumido en una aguda crisis con episodios violentos que dejaron varios muertos y heridos.

«Muchas gracias por acompañarnos», exclamó Morales el 11 de noviembre al anunciar su renuncia a la Presidencia, tras «trece años, nueve meses y 18 días» en el poder desde que tomó posesión el 22 de enero de 2006, pero no sin antes advertir de que su lucha no termina ahí.

«La democracia está vigente y la moraleja es que los resultados de las elecciones, de la participación ciudadana en procesos electorales, se respeta. El presidente Arce o cualquier líder de oposición debe entender que el poder viene del consentimiento ciudadano, expresado a través de las urnas», señaló el analista.

Vuelta al poder

Morales salió de Bolivia y estuvo en México y Argentina por casi un año, desde donde lideró la campaña para que el MAS recuperara el poder, pero por primera vez sin él como candidato a la Presidencia.

Sin embargo, el exmandatario sí intentó concurrir a las elecciones como candidato al Senado, pero un fallo de la Corte Constitucional frenó esas aspiraciones al ratificar que incumplía un requisito de residencia en Bolivia desde que dejó el país.

Desde entonces, el MAS y el mismo Morales han dejado ver en varias ocasiones su intención de presentar una futura candidatura, tras el triunfo de Luis Arce en las elecciones de 2020.

Sobre la posibilidad de que Morales busque de nuevo la Presidencia, Cordero considera que sólo será posible «en cuanto se realicen elecciones el año 2025 y gane dicha competencia electoral en un contexto de pluralidad y competencia».

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -