Con las impugnaciones de Quispe y del 21F, suman seis las denuncias contra el MAS

Rafael Quispe
APG

Con las impugnaciones presentadas por Rafael Quispe, líder de la agrupación Somos Pueblo, y las plataformas 21F, suman seis las denuncias presentadas ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE) contra el MAS, para que se anule la personería jurídica de ese partido y se inhabilite a sus candidatos, por la difusión anticipada de una encuesta interna de intención de voto.

En la mañana, Quispe presentó ante el Órgano Electoral una denuncia contra el MAS para que se sancione a ese partido con la cancelación de su personalidad jurídica y la inhabilitación de sus candidatos por presentar una encuesta interna.

Minutos después, el representante de las plataformas 21F, Guillermo Paz, presentó otra denuncia con similares argumentos y pidió que se cancele la personalidad jurídica del partido del expresidente Evo Morales.

«El bloque nacional de las plataformas del 21F presentó una denuncia para que se anule la personería jurídica del MAS y se inhabiliten a todos sus candidatos. La Ley de Régimen Electoral es clara y se debe cumplir», afirmó Paz.

Las acciones legales fueron presentadas debido a que el candidato presidencial del MAS difundió durante una entrevista con la televisora Abya Yala, los resultados de una encuesta interna de intención de voto, de cara a las elecciones del 6 de septiembre.

El parágrafo tercero, del artículo 136 de la Ley de Régimen Electoral establece que los partidos políticos que difundan los resultados de estudios de opinión en materia electoral serán sancionados por el Órgano Electoral con la cancelación inmediata de su personalidad jurídica.

Las denuncias se suman a las cuatro presentadas, por separado, por las alianzas políticas Juntos, Creemos, Libre 21 y un grupo de abogados liderados por el exfiscal General Pedro Gareca con similares demandas.

En esa línea, Quispe y Paz coincidieron en que el Órgano Electoral debe cumplir la ley y actuar en coherencia, como ocurrió en 2015, y anularse la personería jurídica del MAS e inhabilitarse a sus candidatos.

«La responsabilidad por este tema no es solo de la presidencia del TSE, sino, de todos los vocales y hay seis miembros que fueron elegidos por el MAS. Vamos a estar pendientes de la resolución y la población está dispuesta a salir a las calles porque la lucha por la recuperación de la democracia ha sido de todos», aseguró Paz.

En marzo de 2015, el TSE anuló, mediante una resolución, la personería jurídica de Unidad Demócrata (UD) en Beni e inhabilitó al candidato a gobernador de Beni, Ernesto Suárez, además de 227 candidatos de la alianza en ese departamento.