8.7 C
La Paz
domingo, mayo 26, 2024
InicioOpiniónEditorial¡Cuidado con una escalada de precios!

¡Cuidado con una escalada de precios!

El supuesto «blindaje» de la economía nacional, parece de cristal y no está para irresponsabilidades, como el último aumento salarial, o incrementos de tarifas de servicios públicos. Ya la ecuación de la oferta y la demanda está forzada, y cualquier otra imprudencia puede derivar en una escalada de precios. Los nuevos indicadores de salarios que determinó el gobierno han activado alzas de precios en algunos casos y dado motivo a varios sectores para plantear reajustes argumentado la elevación de los costos de producción y servicios. Los transportistas aprovecharon la coyuntura para plantear la revisión de estudios de costos, y lo mismo están habiendo otros sectores como los productores de pan y derivados.

La Confederación de Choferes de Bolivia resolvió exigir a autoridades municipales, departamentales y nacionales realizar estudios técnicos en cada región para definir el incremento de los precios del pasaje del transporte público. «Muchas alcaldías no se han dado la molestia de ni siquiera preparar los estudios técnicos, y no están cumpliendo; ellas tenían que llevar los estudios matemáticos en cada municipio…», informó el ejecutivo de la Confederación de Choferes de Bolivia, Lucio Gómez, mediante la red de televisión Uno. Agregó que el ampliado decidió pedir que el gobierno central haga cumplir «la modificación de los pasajes periódicamente».

También anunció que la Confederación de Choferes realizará su propio estudio sobre los pasajes y se lo entregará al Gobierno en un lapso de 15 días y dijo que es necesario que los municipios ponderen el precio de los pasajes, por alzas de los repuestos y lubricantes, declaró Gómez. Anteriormente, la semana pasada, el asambleísta departamental de La Paz y ejecutivo de la Federación de Transporte Primero de Mayo, Mario Silva, informó que su sector busca incrementar a Bs 3 el pasaje de los minibuses en La Paz.

Pero la mayoría de los municipios, que tienen la responsabilidad de regir sobre las tarifas del transporte público, rechazan cualquier incremento, por considerar que puede desatar una escalada de precios en otros productos de primera necesidad. El alcalde de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, según el diario Brújula Digital, anunció que se negocia con los dirigentes de los transportistas para explicar que elevar los pasajes puede ocasionar alzas en toda la canasta familiar, ya que tendría un efecto multiplicador. Aseguró que la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) no está en condiciones de aceptar que se aumente el pasaje. Lo analizaremos y daremos una respuesta al autotransporte», declaró.

La alcaldesa de El Alto, Eva Copa, también informó que convocó a la dirigencia de los choferes de su ciudad, pero no para tratar el tema del incremento. «No vamos a hablar del tema de pasajes en la mesa de movilidad pública. No tenemos por qué hablar. Más bien, estamos hablando para ver la forma de mantener los controles de trameaje y un registro único de taxis y radiotaxis», declaró.

El alcalde de Santa Cruz de la Sierra, Jhonny Fernández, dijo en febrero que «ni siquiera lo hemos considerado», un posible incremento de pasajes. «Por lo menos en este momento no hay que ni pensar en eso. Hay que pensar en una agenda que es más importante y los temas coyunturales y de sectores se los verá con cada uno de ellos».

El alcalde de La Paz, Iván Arias, sostuvo una reunión con la dirigencia de la Federación de Transporte Urbano de La Paz Chuquiago Marka, en la que dijo que está dispuesto a dialogar y escuchar las propuestas del sector, pero rechazó la principal petición que es la de incrementar los pasajes en la urbe. «No es una decisión de los choferes, no es una decisión del Alcalde, sino que hay una decisión tripartita que tenemos que tomar entre todos los actores. Lo que está abierto es el diálogo, no la posibilidad de incremento, aseguró.

El problema principal es que las imprudencias en las medidas que afectan la economía, arrastran preocupantes efectos. Ya el sector que produce el pan de batalla de La Paz se declaró en estado de emergencia, y anunció que pretende incrementar el pan a Bs 0,80. El dirigente Dandy Mallea, representante de los «panificadores» de La Paz, dijo que se tuvo que bajar el peso de la unidad de pan de batalla porque el precio de los ingredientes para la elaboración aumentó de costo. «Estamos viendo que el quintal de azúcar estaba costando 230 bolivianos y ahora, 280. La harina ya ha incrementado hace mucho tiempo, la levadura aumentó en 10%», expuso.

Es imprescindible que tanto las autoridades como los dirigentes comprendan la realidad en que se encuentra la economía nacional, muy lejos de los anuncios de «éxitos» que anuncia el gobierno. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) proyectó que el crecimiento económico de Bolivia será del 1,9%, en 2024. El Banco Mundial señala que el crecimiento será del 1,4%, y el Fondo Monetario Internacional (FMI) proyectó que la economía de Bolivia crecerá el 1,6 %. En esas condiciones, seguramente nadie desea que se desate una escalada de aumento de precios, y sus funestas consecuencias.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -