De qué «notables» se trata

Lic. Abogado Carlos Crespo García

Con total ignorancia sobre lo que significa el termino medieval «notables», de la época obscurantista, rechazada por Resoluciones de la ONU y de la OEA, porque contiene un sentido discriminador a personas que tienen méritos superiores o de no militancia política o de asesoramiento a exgobiernos, se manifiesta por algún asambleísta del legislativo del actual gobierno que la Comisión de Reorganización de Justicia en Bolivia está integrada por «notables».

¡Que ofensa para quienes tienen suficientes y/o excelentes conocimientos! y por ello, en plena era de la tecnología, donde ya nada es oculto y todo se ve y comprende, expresiones, resabios de la era cavernaria, son ofensivas a la inteligencia del pueblo.

Que hay personas con merecido reconocimiento a sus méritos o son personas idóneas para determinadas funciones, puede ser, pero decir «notables» es un absurdo, un lapsus calami, un Lapsus linguae y que además no impondrán absolutamente nada, precisamente porque comprenden que su intelecto les comisiona que podrían «sugerir» determinadas labores y acciones que debieran ser tomadas en cuenta o no para la reorganización del Órgano Judicial.

El haber sido defenestrado por el ex Presidente Evo Morales y su gobierno, el ex Presidente de la ex Corte Suprema de Justicia, Eduardo Rodríguez Veltzé, sindicado de «traición a la patria» por haber -supuestamente- entregado misiles chinos a Estados Unidos y denostado con una serie de adjetivos calificativos, que después fue designado como Agente Diplomático con rango de Embajador ante la Haya en el proceso de la demanda marítima planteada contra Chile por ante la Corte Internacional de Justicia, que se perdió y que estaba «pulida», como reveló el propio ex presidente Morales durante una concentración de campesinos en Cochabamba, por Rodríguez, ¿le acredita pasar por «notable», en qué? acaso ¿no es una persona con sapiencia y méritos por ello mismo respetable? , es la interrogante nacional.

Y si vemos en detalle quienes integraran dicha Comisión esta especificado que dos de ellos fueron asesores del ex presidente Morales durante el primer periodo del MAS.

No deseamos especificar sobre cada integrante, los consideramos personas todos ellos con méritos en la cabal expresión, toda vez que de la UMSA y de las Universidades privadas y públicas de Bolivia se egresa como Licenciados en abogacía, con Maestrías, etc. etc. La condición de doctores, en el léxico que señala la Real Academia de la Lengua Hispana, solo se la obtiene, en Universidades del exterior, como la Complutense de Madrid, de Salamanca, ambas de España o de otras naciones europeas.

Por tanto, mientras no sea un ocaso la quimera de la Comisión, con mucha humildad y sabedores de su probidad, deberían dar a conocer que no se los califique con el termino despectivo de «notables» porque ello es peyorativo y coloca en ser discriminador y ofensivo en esta era de la comprensión de las expresiones.

El Presidente del actual Tribunal Supremo de Justicia, José Antonio Revilla es licenciado en Derecho, Ciencias Políticas y Sociales. Profesor de ética y oratoria forense en la carrera de Derecho de la USFX, quien, en declaración pública en Canal Unitel, manifestó que «las personas» designadas para la Comisión de reorganización del Órgano Judicial, solo «podrán sugerir» sobre lo que debería efectuarse, toda vez que los principales actores que deben tener representación en dicha Comisión son los jueces, vocales y magistrados que administran justicia y se debe auscultar desde todos los ángulos y factores qué es lo que genera corrupción, retardación de justicia, carga procesal, etc., que no es por voluntad expresa de los operadores.