Debe suspenderse tratativas de venta de gas a la Argentina

Dr. Javier Albarracín

Ante la arremetida del ex presidente Morales, desde su «refugio» argentino, contra el gobierno de transición que debe enfrentar la pandemia mundial del coronavirus lo aconsejable es que se suspenda las tratativas de aumento de volúmenes de gas a dicha república, hasta que el presidente Fernández le recuerde a su refugiado que respete los tratados internacionales y no se inmiscuya en asuntos de Bolivia, dado que su pedido para que se lo «declare refugiado político» está en trámite.

Seguir en conversaciones con delegaciones de dicho gobierno, significa traición a la democracia boliviana y a quienes arriesgaron su vida, los jóvenes a nivel nacional, en contra del expresidente que primero busco asilo en México, luego viajó a Cuba para a posteriori asentarse en Argentina.

El gobierno argentino requiere con urgencia, para esta época de invierno, que se aumente los volúmenes de gas que Bolivia exportaba a precio «político», es decir menos que lo que realmente se le debía cobrar.

Lo atentatorio a nuestro territorio, es que la demanda interna se hace cada vez creciente, por cuanto existen localidades, regiones, provincias, ayllus, comarcas, donde no están instalados gas a domicilio, ir a los distritos 8 y 10 de El Alto o a las laderas periféricas de las ciudades, capitales de departamento, da constancia que los bolivianos requieren con urgencia gas doméstico.

La presidenta Añez tiene que instruir al ministro de hidrocarburos y al Presidente de Yacimientos Petrolíferos de Bolivia suspendan las tratativas con delegados de Argentina de lo contrario tendrá que enfrentar graves problemas políticos que se demuestra con las actitudes que asumen en la Asamblea Legislativa Plurinacional los masistas.

Por el supremo interés, con justa causa, de que el gas sirva a los bolivianos, ante la próxima época de invierno, se debe dotar a todos los connacionales el citado hidrocarburo.