Defensora del pueblo Nadia Cruz generaría un caos político

APG

La defensora del pueblo, Nadia Cruz, afirmó que «no renunciará al cargo que ejerce», pese a las demandas que se han interpuesto en su contra por ejercicio ilegal del cargo, ya que fue designada interinamente por tres meses y se quedó en funciones desde hace más de un año. Su interinato feneció el 30 de abril de 2019.

El diputado de Unidad Demócrata (UD), Amilcar Barral, presentó una denuncia penal contra la actual defensora Nadia Cruz en la Fiscalía Departamental de La Paz por prolongación de funciones. También anunció un recurso directo de nulidad, ante el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP).

El asambleísta argumenta que la defensora Nadia Cruz ha cesado en su calidad de interina, pues sólo tenía que cumplir 90 días legales improrrogables en el cargo; y este plazo se cumplió el 30 abril del año 2019. Acuso a Nadia Cruz de usurpar funciones y le sugirió que «dé un paso al costado». El diputado también envió una carta al ministerio de economía, pidiendo que «a través de los procedimientos correspondientes», esa secretaría de Estado «se sirva congelar todas las cuentas fiscales de la Defensoría del Pueblo en tanto no se titularice el cargo del Defensor del Pueblo».

En la defensoría se manifestó que «el diputado Barral debe probar que es un parlamentario con legitimidad para que de dicha forma se analice la situación de la Defensora Nadia Cruz y de Teresa Subieta».

Los asambleístas del MAS están en situación critica toda vez que existe en su contra rebelión nacional exigiendo se cierre el parlamento, motivo por el que está en duda si renunciaran a Cruz o elegirán a otra persona, lo que al interior de su partido se convertiría en una ruptura entre masistas, toda vez que Cruz estuvo en la Argentina departiendo conversación con Evo Morales, jefe de campaña de dicho partido y luego de ello retornó al país para en forma frontal criticar al gobierno, que preside interinamente Jeanine Añez, por los casos de la muerte de varios «alteños en Senkata y la brutal represión en Sacaba».

La actual presidenta del senado Eva Copa y el presidente de la cámara de diputados Sergio Choque, están en «la congeladora» de esa tienda política y se presentan como alternativa de sucesión «constitucional una vez que la defenestren a la señora Añez como dignataria de Estado», para usufructuar del poder político y obstruir, de alguna manera, el ascenso a esos sitiales de los actuales nominados para diputados y senadores en la fórmula de Luis Arce Catacora. Si destituyen a Cruz demostrarán «desobediencia a las instructivas de Morales» -se indicó en esferas del MAS- y si la ratifican, demostrarían que apoyan la actitud de Nadia Cruz y de Teresa Subieta, a esta última porque tuvo actitudes conciliadoras en enfrentamiento entre policías y alteños.

«Teresa Subieta se constituyó en una especie de contención de las arbitrarias medidas del gobierno en contra de los alteños en Senkata y la actitud política de Nadia Cruz», señalaron.

Como se advierte los asambleístas del MAS están entre «la cruz y la espada» por la defensora interina.