Destruyen un puente que unía Perú y Bolivia por temor a contagios

El Puente Binacional Huancasaya, que unía a regiones de Perú y Bolivia, fue destruido por pobladores bolivianos, al conocerse casos positivos de COVID-19 en Huancané.

El temor a ser contagiados por gente portadora del virus motivó la exagerada medida. Las autoridades de Puno, según información de Pachamama Radio, piden a la cancillería peruana que haga gestiones ante su similar boliviana para reconstruir la plataforma.

Este puente Binacional unía la provincia de Huancané, en Puno, con la provincia Franz Tamayo, en Bolivia, y fue derrumbado en la parte boliviana. A la fecha permanece abandonado y sin el flujo comercial que daba vida a ambas localidades.

Según la versión local, fueron los comunarios del municipio de Pelechuco, provincia de Franz Tamayo, en territorio boliviano, quienes tumbaron un tramo del puente que une esa con el distrito de Cojata, provincia de Huancané, Puno.

El hecho se produjo el pasado 22 de abril, luego de conocerse que seis efectivos de la Policía Nacional del Perú dieron positivo al COVID-19, tras haber abandonado el distrito de Cojata en sus días de franco y salir hacia Juliaca, Puno y Arequipa, pese a la inmovilidad social dispuesto por el gobierno en todo el territorio peruano desde el pasado 15 de marzo y vigente hasta el 30 de junio. Temerosos de ser contagiados por el coronavirus, la reacción boliviana fue cortar el paso de cualquier ciudadano peruano tumbando un tramo del puente.