Detención del alcalde de Patacamaya, llama a reflexión

Dr. Wilber Cabrera

El Alcalde de Patacamaya, al ser un servidor público con responsabilidades, al haber desobedecido el decreto de cuarentena y previsiones para contrarrestar la pandemia del coronavirus y permitir, autorizando un presterío en dicha comunidad al que habrían asistido algo más de trescientas personas de diferentes comunidades, incurrió en desobediencia a norma legal instituida y atentado contra la salud pública, toda vez que se evidenció que en dicha localidad se han incrementado los casos de coronavirus.

Aprehendido fue conducido ante un fiscal en lo penal y luego ante un juez cautelar, mismo que determinó su detención en el penal de San Pedro, en calidad de preventivo, al igual que los esposos que invitaron al festejo.

Por el caso de desobedecimiento a normas, podría haber sido responsable de incumplir norma legal en plena cuarentena y no habría procedido su detención preventiva pero al haberse comprobado que autorizó, permitió y asistió al presterío, fue inculpado por atentado contra la salud pública que tiene como sanción penal de 3 a 10 años de condena.

Es una determinación judicial que seguramente llamará a reflexión a otros servidores públicos, en situación de funcionarios de primer orden, a pensar y repensar antes que desobedecer normas, más cuando de proteger la vida de las personas se trata.

El juez halló suficientes elementos probatorios de su desobediencia a normas legales y se proseguirá las investigaciones hasta dictar sentencia condenatoria.

Una pena que alcaldes como el de Patacamaya, vayan en contra de sus conciudadanos.

Ante el flagelo que esta ocasionando el coronavirus, es importante acatar la cuarentena y previsiones adoptadas y quedarse en casa, de lo contrario el número de víctimas podría seguir en ascenso.