-3 C
La Paz
viernes, junio 24, 2022
InicioBoliviaDiputada, exministras y un exmagistrado juran como embajadores

Diputada, exministras y un exmagistrado juran como embajadores

Dos exministras, un exmagistrado y una diputada oficialista juraron ayer como los nuevos embajadores de Bolivia en Austria, Cuba, Panamá e Irán, con la misión de mostrar los logros del Gobierno de Evo Morales en los últimos trece años.

En un acto en La Paz, el ministro boliviano de Exteriores, Diego Pary, tomó juramento a las exministras Nardi Suxo y Ariana Campero, el exmagistrado del Tribunal Supremo de Justicia Pastor Mamani y la diputada Romina Pérez, del partido gubernamental, el Movimiento al Socialismo (MAS).

Suxo, que ya fue embajadora de Bolivia ante la ONU en Ginebra, representará a Bolivia en Austria, Campero lo hará en Cuba, Mamani en Panamá y Pérez en Irán.

Pary les deseó «mucho éxito» en la misión que asumieron y les dijo que tienen la «responsabilidad de representar de la mejor manera posible» al país.

El ministro manifestó que no les iba a dar «una lectura de los lineamientos» de la política exterior boliviana porque los nuevos embajadores «son constructores de este proceso» y conocen las «grandes transformaciones que ha tenido Bolivia» en los últimos trece años.

«Están recibiendo la confianza del pueblo boliviano y del presidente Evo Morales. No tenemos derecho a fallarle al pueblo boliviano, ni tampoco al presidente. Por ello, cada una de las acciones y tareas que realicen deberán hacerlas siempre pensando en nuestro pueblo», sostuvo el canciller.

Suxo fue ministra de Lucha contra la Corrupción en el período 2010-2015, para luego representar a Bolivia ante la ONU en Ginebra.

La exautoridad postuló en 2018 sin éxito para ser juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH).

Campero, que se formó como médico en Cuba, afrontó en su gestión al frente del Ministerio de Salud conflictos como una larga huelga de médicos, que durante más de mes y medio en 2017 enfrentó a este colectivo con el Gobierno boliviano por la regulación de esa profesión en un nuevo Código Penal que finalmente fue anulado.

Tras tres años y medio en el cargo, renunció en mayo de 2018 para dedicarse a su maternidad.

Mamani fue elegido magistrado del Tribunal Supremo de Justicia en los primeros comicios judiciales celebrados en Bolivia en 2011, en los que una gran cantidad de electores votaron nulo y blanco en rechazo al proceso que en aquel momento se consideró manipulado por el MAS para elegir a magistrados afines al Gobierno.

Siendo presidente del Tribunal de Justicia, Mamani se declaró en 2017 un admirador de Evo Morales, lo que le valió críticas de los detractores del gobernante.

Pérez, elegida diputada por el MAS para la gestión 2015-2020, presidió una comisión parlamentaria encargada de investigar actos de acoso y violencia política en el Legislativo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -