Diputada pide informe sobre la situación de indígenas ante la covid-19

Toribia Lero
APG

La diputada opositora Toribia Lero pidió un informe al Ministerio de Salud para conocer la situación y las cifras desagregadas de contagios de la covid-19 en los pueblos indígenas del país, al considerar que se encuentran en «abandono».

La diputada de Comunidad Ciudadana, la principal fuerza política opositora, manifestó en una conferencia de prensa en La Paz que los distintos pueblos indígenas y campesinos en el país no participaron en la elaboración de planes para contener la pandemia.

Además, dijo que se encuentran «excluidos» de las políticas de reactivación económica del Gobierno de Luis Arce.

«En toda esta segunda ola, inclusive en la primera, la participación de los indígenas ha sido nula», indicó Lero.

A su juicio, los pueblos indígenas se encuentran en una «situación de abandono de políticas de contención» frente a la covid-19.

Por eso, la diputada cuestionó que el Gobierno de Luis Arce no cuente con información pública desagregada y diferenciada sobre la situación de la covid-19 en los pueblos indígenas y más aun siendo un Estado Plurinacional.

«Ahora no se sabe cuántos están enfermos, en qué pueblos, cómo están atendiendo, sin esa información no se puede hablar de Estado Plurinacional», expresó la diputada opositora.

Por lo que pidió un informe al Ministerio de Salud para responder una serie de preguntas que tienen que ver con la situación de los pueblos indígenas, las cifras desagregadas, las medidas que está implementando el Gobierno de Arce en estos pueblos indígenas para conocer esas realidades en esta segunda ola de la covid-19.

La situación de pueblos indígenas

El presidente de la Central de Pueblos Étnicos Mojeños del Beni (CPEMB), Héctor Tamo, que representa al menos a seis pueblos indígenas de esa región expresó a Efe que le parece bien que se pida esa información «por el bien de todos los pueblos».

Tamo señaló que la gente de los pueblos que representa previene la enfermedad con medicina tradicional y que toda ayuda es bienvenida tanto para detectar los casos, como para tratarlos.

Agregó que varios de los 36 pueblos indígenas en Bolivia, además de enfrentar la pandemia, también están lidiando con inundaciones a causa de las torrenciales lluvias en estas últimas semanas, por lo que también se exponen a enfermarse.

Por su lado, la diputada oficialista Darlem Velasco indicó a Efe que por lo menos en Tarija, el departamento al que representa, los pueblos indígenas como los guaraníes están siendo atendidos «como cualquier otro ciudadano» ante esta pandemia.

Velasco manifestó que tuvieron acceso a pruebas como también a atención médica y que las brigadas de salud salen hacia esas poblaciones para atender y detectar contagios.

«Para mí un informe no es nada relevante, creo que sería mejor ir con una brigada e ingresar a esos lugares», sostuvo Velasco, quien también pertenece a los guaraníes.

Por otro lado, el director del Centro de Estudios Jurídicos e Investigación Social (CEJIS), Miguel Vargas, entidad que llevó un registro de los contagios en pueblos indígenas durante la primera ola, sostuvo que es «acertada» la petición de Lero.

Vargas rememoró que por lo menos se detectaron unos 300 casos positivos con pruebas y que uno de los pueblos indígenas más afectados fue el Yuqui en la central Cochabamba que tuvo al menos 20 positivos.

Por ahora esa instancia no cuenta con datos de infectados en esta segunda ola, pero sostuvo que es difícil obtenerlos ya que las fichas epidemiológicas no contemplan con una variable de autoidentificación étnica.

Vargas recalcó que esa información desagregada será de mucha ayuda para estos pueblos y así afrontar el rebrote de la covid-19.

Bolivia reporta 10.167 decesos y 208.074 contagios desde marzo pasado cuando se reportó el primer caso y desde hace varias semanas tiene más de 2.000 nuevos diarios.

Este jueves llegan las primeras veinte mil vacunas rusas Sputnik V que adquirió el Gobierno de Arce para hacer frente a la pandemia y en total se prevé que lleguen al país unas quince millones de dosis de distintos laboratorios.