El Gobierno formalizó los ascensos en las Fuerzas Armadas

APG

El Gobierno formalizó este lunes los ascensos a generales y contralmirantes en las Fuerzas Armadas con un acto de entrega de bastones de mando, sables y espadas, pese a las críticas del Legislativo que se negó a aprobar la ley para dar curso a las promociones.

En el acto realizado en el Gran Cuartel de Miraflores en La Paz participó el ministro de Defensa, Fernando López, y se difundió en una pantalla gigante un mensaje de la mandataria Jeanine Áñez, quien se recupera de la COVID-19 en la residencia presidencial.

Áñez sostuvo que la imposición de grados y la entrega de símbolos es una muestra de respeto a los oficiales, pero además es un reconocimiento al «importante papel» que las Fuerzas Armadas «han desempeñado en la construcción de la democracia y en el cuidado de la salud de las familias bolivianas».

La mandataria, que como jefe de Estado es el capitán general de las Fuerzas Armadas, resaltó que la institución castrense jugó «un papel decisivo en la reconquista de la democracia y en la pacificación de Bolivia el año pasado», en referencia a la salida de los militares a las calles en apoyo de la Policía durante la crisis política y social por la que atravesó entonces Bolivia.

Las Fuerzas Armadas también tienen un rol «decisivo en la lucha diaria contra la pandemia», en la cual los uniformados «ponen en riesgo sus propias vidas y asumen con valentía y serenidad el rol de una institución ejemplar en la sociedad», agregó.

Por su parte, López manifestó que «no era justo que por un simple castigo a los que defendieron la democracia y siguen sirviendo a su país no haya un acto formal» como el realizado en esta jornada.

El Gobierno mantiene un pulso político con la mayoría parlamentaria del Movimiento al Socialismo (MAS) del expresidente Evo Morales, a la que acusa de frenar trámites legislativos con el fin de obstaculizar su gestión, como en este caso el relativo a los ascensos de generales.

Por este caso, el alto mando militar llegó a presentarse de uniforme en el Senado para reclamar su desbloqueo.

Ante la negativa parlamentaria de aprobar la ley de los ascensos con el argumento de que se omitieron varios requisitos, el Ejecutivo de Áñez resolvió aprobarlos por decreto, lo que le valió las críticas desde el MAS.

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Choque, que pertenece al MAS, consideró que la decisión de ascender a los oficiales mediante un decreto es inconstitucional y es una muestra de que «los favores que se hicieron en un principio se tienen que pagar», según un comunicado parlamentario.