El MAS se enfrenta a varios pedidos para inhabilitarlo

APG

La candidatura del Movimiento Al Socialismo (MAS) ha sido recurrida por al menos otros tres candidatos, que piden que sea inhabilitada para las elecciones de septiembre.

Representantes de las alianzas Juntos, Libre 21 y Creemos presentaron este lunes ante el órgano electoral denuncias contra el candidato del MAS, Luis Arce, al que acusan de haber difundido datos de una encuesta pese a estar prohibido.

Las denuncias acusan a Arce de un presunto delito electoral por haber comentado una encuesta durante un programa de televisión el pasado 14 julio, sin que estuviera autorizada, y piden que se aplique la ley para inhabilitar toda la candidatura del MAS y dejar a este partido sin personería jurídica.

Los denunciantes recuerdan que en 2015 se inhabilitó a 228 candidatos de Unidad Demócrata por incumplir la ley electoral en cuanto a la difusión de encuestas, cuya elaboración y publicación están sujetas al control del órgano electoral.

La ley electoral que se invoca para aplicarla contra el MAS deriva de la Constitución vigente desde 2009, puesto que fue aprobada por la mayoría masista en el Parlamento y luego promulgada por Morales.

El MAS defiende que en la entrevista no se difundió ningún sondeo, su candidato solo respondió a una pregunta del periodista y pide al Tribunal Supremo Electoral que actúe con imparcialidad ante lo que considera «presiones» de otras candidaturas.

Bolivia tiene que elegir presidente, vicepresidente, diputados y senadores en unos comicios pendientes desde que se anularon los de octubre del año pasado, en los que Evo Morales había sido declarado vencedor para un cuarto mandato seguido, entre denuncias de fraude a su favor que están bajo investigación judicial y que siempre ha rechazado el ahora expresidente.