9.2 C
La Paz
domingo, mayo 28, 2023
InicioCulturaEl Open Art de Koqui Handal abrió sus puertas en la ciudad...

El Open Art de Koqui Handal abrió sus puertas en la ciudad de La Paz

El artista boliviano Koqui Handal, creador de una variedad de obras espectaculares, da inicio a su “Open Art” en la ciudad de La Paz, en donde presentó a todos los seguidores del arte su nueva colección plasmada en distintos formatos.

José Luis Handal, más conocido como “Koqui”, llegó a la ciudad de La Paz para cautivar una vez más con una nueva colección de arte, la cual no solo se vio reflejada en cuadros de distintos tamaños y formas, sino también en un catálogo de accesorios que destacan las obras más representativas del artista.

“Me considero un artista polifacético, y soy muy apasionado con mi arte. Desde niño dibujaba y pintaba todo el día, por lo que siempre supe cuál era mi vocación. Ahora que tengo la oportunidad de hacer lo que más me gusta, le pongo un gran empeño y disfruto demasiado creando desde el corazón”, expresó el artista Koqui Handal.

Koqui Handal se dedicó a emprender en el rubro hotelero desde siempre, por lo que sus conocimientos artísticos fueron adquiridos de manera autodidacta. Gran parte de sus enseñanzas fueron proporcionadas por el reconocido artista ceramista Mario Saravia y, gracias a esa experiencia, ahora tiene exposiciones permanentes no solo en Bolivia, sino también en Argentina, Chile y Brasil.

El arte de Koqui Handal se ha diferenciado en el mercado por el efecto de mosaico verdadero, también en el tallado sobre bronce, y la evidente inspiración que tiene sobre la naturaleza.

“Lo que espero lograr con mis obras es que transmitan sensaciones y logren emociones. Trato de impartir fuerza en los colores, que de tanto mirarla encuentren la esencia de lo que digo”, expresó el artista boliviano.

El Open Art se presentó en el hotel Camino Real de la ciudad de La Paz los días 16 al 19 de marzo.

Acerca de Koqui Handal

José Luis Handal Farah, conocido en realidad como Koqui Handal, nació con una sed insaciable de arte en el alma.

Su carrera artística empezó desde pequeño y se afianzó cuando, a los tres años de casarse, su esposa se matriculó en clases de cerámica con el maestro Mario Sarabia en La Paz, decidió que aquello no era lo suyo y él tomó las clases en su lugar, logrando reconectar así con su veta artística y terminando por abrir un taller en el que dio vida a sus primeras obras de arcilla. A partir de ahí, incursionó de forma autodidacta en la escultura en chatarra, de bronce y monumental, y en la pintura.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -