11 C
La Paz
miércoles, febrero 8, 2023
InicioOpiniónEditorialEl problema de la basura

El problema de la basura

Las manipulaciones no dejan de ocasionar perjuicios, las más de las veces irreversibles, porque las tiendas políticas se han enfrascado en una aparente «guerra por la basura».

Estos extremos se confirman nuevamente en el caso de los depósitos para la basura que genera la ciudad de La Paz, que después del derrame de lixiviados del botadero de Alpacoma y generar contaminación se determinó su cierre. Empero, surgió oposición a que opere un nuevo relleno sanitario que la Municipalidad paceña ha establecido en el lugar denominado Sak’a Churu. Pese a ello ya comenzó a operar el nuevo depósito de basura con la amenaza de que podría atentar contra el medio ambiente, la colectividad y la salud de la población, sin los estudios correspondientes. Los camiones basureros están depositando su carga de desechos en el lugar habilitado luego de haberse efectuado un amplio movimiento de tierras y muros de contención, trabajos apresurados por el plazo de conocimiento del Gobierno Municipal para el cierre definitivo del depósito sanitario de Alpacoma.

El Gobierno Municipal de La Paz envió la documentación a la Gobernación para obtener el manifiesto ambiental con el fin de que autorice el depósito de desechos en el nuevo relleno sanitario. Según las autoridades ediles se ha presentado toda la documentación para la aprobación del manifiesto ambiental. Consideran que están cumplidas las condiciones técnicas para el funcionamiento del depósito de Sak’a Churu. Los trabajos fueron acelerados, como es habitual en distintas administraciones tanto regionales como locales, debido no solo a las advertencias lanzadas por pobladores y autoridades de Achocalla, jurisdicción en la que se encuentran ambos rellenos, puesto que ya estaba rebasando el tiempo de uso útil. Recordemos que el alcalde de ese municipio vecino de La Paz, Dámaso Ninaja, anunció que la decisión de cierre del relleno sanitario de Alpacoma el lunes 19 de agosto. Además, advirtieron que activarán un bloqueo permanente para evitar el ingreso de los camiones de la empresa Tersa, recolectora de desechos.

Según investigaciones, al menos 17 personas de la comunidad de Magdalena de Cayo fueron afectadas por intoxicación, ardor en ojos y nariz, malestares físicos en general, infecciones estomacales, quiénes tuvieron que recibir la atención médica necesaria, tras el deslizamiento del relleno sanitario.

Después de trece años de actividades, se cerró el depósito de Alpacoma y ahora existe un nuevo relleno sanitario que de acuerdo a las previsiones operará por dos años mientras se instale una planta de tratamiento de residuos. El proyecto tiene respaldo de algunos habitantes del lugar, pero ha encontrado resistencia en los pobladores de Achocalla, a cuya jurisdicción pertenecen Alpacoma y Sak’a Churu. Se prevé que allí se trate toda la basura de de La Paz, El Alto y otros municipios vecinos.

La población de la ciudad de La Paz sufre las consecuencias de una actitud irresponsable y hasta criminal de autoridades locales y regionales, y es víctima de una conspiración contra la salud, el medioambiente y los derechos ciudadanos.

El problema de la basura es común a todas las grandes urbes y solamente es posible encontrar soluciones pensando en el bien común y no en los intereses políticos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -