6 C
La Paz
jueves, abril 15, 2021
InicioOpiniónEditorialEl pueblo demostró su vocación democrática

El pueblo demostró su vocación democrática

El pueblo acudió a las urnas en forma disciplinada, voluntaria, para depositar su voto en afán que dirigentes de partidos políticos, alianzas, y teóricos de la democracia, analicen cuál es el mensaje del colectivo social.

Las prioritarias necesidades no encuentran respuesta ni satisfacción en recetas preconcebidas, ni propuestas estructurales de largo aliento, sino en hechos concretos de carácter inmediato, como es la reactivación del aparato productivo.

Tanto el MAS como las diferentes fuerzas políticas, tienen mucho que aprender de la voluntad ciudadana expresada en las urnas.

La pandemia del coronavirus mal atendida e improvisada y en medio de escándalos de corrupción, la escasez de medicamentos y alimentos, la especulación, las muertes, el confinamiento, el desempleo por fuerza mayor, la quiebra de empresas y negocios, y otros factores críticos, desalentaron a la ciudadanía.

A ello se suma la inmadurez política de las tendencias democráticas, incapaces de ver el panorama completo. Estos factores han conformado un escenario que ha sido determinante para que el electorado, sobre todo un sector de la clase media, adopte una posición pragmática.

La crítica a la forma cómo manejó estos comicios el Órgano Electoral, demuestra que hubo improvisación y los decantados «expertos en materia electoral», fallaron, provocaron la sospecha de que algo se había tejido para entorpecer el proceso.

El pausado conteo de votos del Tribunal Electoral -que protagonizó la más lenta tabulación que se recuerde en el último tiempo- fue rebasado por las empresas encuestadoras que efectuaron el conteo rápido en boca de urna, lo que generó desconfianza e incertidumbre.

El MAS tiene una base estructurada en más de 14 años de ejercicio del poder. El llamado «voto duro», que no pasaba de un 30%, induce a pensar que una parte de la clase media, que estaba en el grupo de los indecisos, volcaron el tablero de ajedrez. La situación económica, por la pandemia, echó por tierra proyectos.

Las elecciones señalaron también, con mucha nitidez, que ya no es tiempo de improvisar alianzas sin contenido político, ideológico ni programático.

Asimismo, el Pacto de Unidad, de organizaciones afines al MAS, anunció la «reconducción» del denominado proceso de cambio para que el nuevo Gobierno pueda cumplir con las propuestas de campaña. Estas organizaciones afirmaron que habrá nuevos perfiles políticos en la gestión del MAS y también en las futuras elecciones subnacionales. Henry Nina, ejecutivo de los interculturales aseveró que el instrumento político tendrá una reconducción, se rectificarán los errores, surgirán nuevos liderazgos, y sobre todo se tomará en cuenta a la juventud.

Las fuerzas que se denominaron democráticas y que operaron contra el MAS, también tendrán mucho que pensar, como el efecto que tomó la elección al fragmentar a las agrupaciones y perder la posibilidad de ir con una sola fórmula.

Queda pues la tarea para los políticos y los analistas interpretar los efectos del accionar sociológico en el que desarrolló un rol importante David Choquehuanca, que estará en la mira de quienes creen que el excaudillo debería retomar las riendas de ese partido. El tiempo dirá, porque en política todo puede ocurrir.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -