6 C
La Paz
domingo, abril 18, 2021
InicioBoliviaEl pueblo tiene derecho a saber a dónde fue a parar los...

El pueblo tiene derecho a saber a dónde fue a parar los dineros de la deuda externa, la deuda interna

Bolivia enfrenta una situación coyuntural muy complicada inducida por la confluencia de varios factores negativos -que algunos analistas compararon con «una tormenta perfecta»- como la crisis política, el hundimiento de la economía, la epidemia COVID-19, la pobreza, las carencias, la debilidad del gobierno de transición acosado por su falta de legitimidad, los excesos del radicalismo masista, la agitación social y los «Debates» presidenciales auspiciados por gentes adictas al «evismo» que entre otras causas, están afectando no solamente el ambiente electoral, sino las posibilidades de salir adelante de la actual realidad, sostienen representantes de la FUL de la UMSA, a tiempo de hacer conocer que Max Mendoza Parra «no es delegado de la CUB («auspiciador» del Debate en ATB) porque fue desconocido y no representa a los Universitarios de Bolivia, toda vez que el citado es militante del MAS e integrante de la Coordinadora Nacional por el cambio», a fin al citado partido.

A tal grado llega el desconocimiento de los candidatos sobre la realidad nacional que el denominado «Debate presidencial», en ATB, fue un fracaso, con respuestas ambiguas, carentes de actualización de lo que significa la innovación económica no solo reactivación, la industrialización de agua dulce, la separación del litio de otros componentes del salar de Uyuni, la metalurgia, agricultura, ganadería y preservación del sistema ecológico, la deuda externa, la deuda interna, las nuevas relaciones de servicio exterior basado fundamentalmente en la cooperación internacional para aliviar la situación de los sectores de producción y servicios, en fin fue un «debate» entre quien se decía «el milagroso» y los que sostienen que ya pasó la etapa de los «milagros» del masismo. Lo que no preguntaron ni explicaron:

El pueblo tiene derecho a saber

Los politólogos Dr. Ronald Torrez Armas, Dr. Javier Albarracin, Dr. Wenceslao Jauregui, expresaron, el pueblo desea saber ¿Cuánto es la deuda externa en dólares, a qué organismos internacionales se adeuda? ¿Cuánto a la China, Rusia y otros estados, durante los 14 años del MAS?

«Para qué obras se prestaron. A cuánto asciende los intereses. Fue pagadero a inmediato, mediato o largo plazo. Dicha deuda quién tendrá que pagar, el Estado o las cinco nuevas generaciones. Por venta de gas a Argentina, cuánto se recaudó. Por venta de gas a Brasil cuánto se recaudó. Por venta a Paraguay cuánto se recaudó. En qué consistió la cooperación internacional y a cuánto asciende los montos conferidos. Con los dineros recibidos qué obras se licitó o en qué se invirtió. Cuánto dinero se recaudó por impuestos nacionales. Cuánto dinero condonó la Comunidad Europea, Japón, China. Irán, Rusia y otros Estados.

Con qué dineros se pagó a la administración pública a cuánto asciende el total mensual y anual. Por venta de minerales de COMIBOL cuánto se recaudó».

Consideran que el país, en los hechos, vive un ambiente electoral en la que los candidatos, recién se enteran que no había un presupuesto adecuado para Salud, la pandemia demostró la incapacidad, irresponsabilidad, de quienes siendo gobierno no supieron atender en forma prioritaria, oportuna, a dicho sector.

Afirman que hay tensión desde hace más de un año, cuando la ciudadanía fue a las urnas el 20 de octubre de 2019 y le fue escamoteada su voluntad con fraude perpetrado por el gobierno anterior, los exmagistrados del TCP y los exvocales del Tribunal Supremo Electoral, que hoy están procesados o prófugos.

Desde ese momento la ciudadanía vive acosada por quienes perpetran toda clase de excesos, desde haber llamado a una guerra civil, bloqueando carreteras, cercando ciudades convocando a no dejar pasar alimentos para la población, e impedir la atención médica a la gente, pese a la gravedad de la pandemia que en nuestro país ha infectado a más de 136 mil personas y ocasionó la muerte de más de ocho mil compatriotas.

«Nadie podrá olvidar las vicisitudes que pasó la población por el cerco de los ultras, que según sus dirigentes encabezado por Juan Carlos Huarachi, no fue levantado, sino hay una pausa, y amenazan volver a las medidas de presión y hasta advierten con tomar el poder por las buenas o las malas. El daño ocasionado al pueblo boliviano no puede simplemente dejarse pasar, porque continúan latentes los efectos de los conflictos sociales y políticos en plena pandemia, que han dejado como secuela daños difíciles de cuantificar, porque han costado la vida de muchas personas, han agravado la salud de miles de ciudadanos, y provocado reacciones y mayor resentimiento, al aprovecharse del COVID-19 para herir con al pueblo.

Con su voto sancionarán a quienes no permitieron ingreso de alimentos, oxígeno y atentaron contra médicos

Enfatizaron, que además de los daños directos a carreteras, puentes, bienes públicos y privados, e impedir que la basura se lleve a los botaderos; la hostilidad contra el pueblo boliviano deja una profunda huella de malestar, y hasta acritud sobre el proceder de algunas organizaciones sociales y políticas. Esta es una derivación de la forma como la ciudadanía se ha visto privada de alimentos, medicinas y auxilio en momentos tan difíciles para la población afectada por una epidemia.

Los conflictos internos en Bolivia tienen diverso origen, pero la forma como se han presentado los hechos de violencia durante las movilizaciones convocadas por el MAS y la COB, demuestran nítidamente que hubo intencionalidad de los promotores, de aprovechar las flaquezas creadas por el coronavirus, para agravar los problemas. Se trata de actos penales que la debilidad del actual gobierno de transición no pudo frenar, pero quedan como testimonios y como una tarea pendiente de la justicia y para las nuevas autoridades que surjan de las urnas el próximo 18 de octubre.

Después de todo lo ocurrido, será muy difícil que el ciudadano, al momento de depositar su voto, se pueda abstraer de los padecimientos sufridos por los excesos perpetrados.

Será difícil olvidar los ataques a los médicos y a las ambulancias. ¿Cómo olvidar el bloqueo al transporte de oxígeno para los enfermos afectados por coronavirus que se encontraban en terapia intensiva? ¿Alguien podrá callar por más tiempo o echar tierra la incertidumbre vivida cuando estos grupos exaltados pretendían hacer volar la planta de gas natural de El Alto? Lo que habría costado la vida a por lo menos trescientas mil personas. Por 14 años de impunidad, se elude discernir en debate lo que el pueblo tiene derecho a saber.

Todo debate auspiciado por gente adicta al partido que gobernó Bolivia, no solo que resulta fraudulento es nueva afectación a la democracia y ahora quieren ofuscar al pueblo».

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -