17 C
La Paz
domingo, junio 23, 2024
InicioBoliviaSociedadEl travieso Pepino vuelve a su ataúd y despide el carnaval en...

El travieso Pepino vuelve a su ataúd y despide el carnaval en La Paz

El travieso Pepino, uno de los emblemáticos personajes del carnaval en La Paz bailó por última vez antes de volver a su ataúd para cerrar de forma simbólica los festejos y las celebraciones de carnavales en Bolivia.

Este domingo «de tentación» las comparsas de decenas de ch’utas y cholitas paceñas, otros personajes importantes del carnaval paceño, alistaron sus mejores trajes para acompañar al picaresco Pepino en su último baile de este carnaval.

El acto comenzó en la populosa plaza Garita de Lima donde el Pepino con un traje rojo y amarillo bailó, saltó y saludó a las personas que esperaban despedirse del personaje del carnaval paceño.

Al llegar cerca al Cementerio General el Pepino se rehusaba a volver a entrar a su ataúd, pero no tuvo otra opción que despedirse de las comparsas de bailarines y los otros personajes carnavaleros para su «entierro» simbólico, que representa el fin de los festejos de esta festividad en el país.

El ataúd del Pepino fue llevado hasta la puerta del Cementerio General mientras intentaba salirse del mismo para seguir haciendo sus últimas travesuras y el féretro fue dejado allí.

Luego las comparsas de bailarines comenzaron a mostrar sus mejores pasos durante el recorrido en el que no faltaron otros pepinos que saltaban de un lado al otro echando espuma a los transeúntes y a los niños, mientras que los elegantes ch’utas lucían sus máscaras y sus vistosos trajes que se caracterizan por tener muchos colores y bordados.

Los ch’utas danzaban al lado de sus cholitas, las mujeres aimaras que hacían elevar sus polleras de colores con las vueltas que debían dar en su eje, típico de este baile.

«Tenemos que disfrutar este momento y esperar hasta el año, es una festividad en la cual tal vez todos emocionados despedimos al Pepino por todo lo que hemos vivido en esta fiesta y esperamos que al año vuelva con la misma alegría, jolgorio y a disfrutar», comentó a EFE Evelyn Silva, una de las bailarinas que participa de este acto por al menos cinco años.

Alrededor de 25 agrupaciones de estos personajes emblemáticos hicieron su paso por el desfile que en esta ocasión no tuvo tantos espectadores como usualmente tienen todos los años.

El Pepino representa la picardía, la alegría y el desenfreno característico del carnaval, mientras que el ch’uta y la cholita introducen costumbres aimaras en la fiesta, como el agradecimiento a la Pachamama o Madre Tierra por sus frutos.

En otros departamentos como en Cochabamba se realiza el «Corso de corsos» otra actividad con la que también se despide el carnaval en Bolivia que comenzó el pasado 18 de febrero.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -