El TSE aplaza las elecciones generales hasta el 18 de octubre

APG

Las elecciones generales se aplazan al 18 de octubre, en vez del 6 de septiembre, anunció este jueves el órgano electoral del país.

Este es el segundo aplazamiento que sufren los comicios, que primero estaban convocados para el 3 de mayo, por la situación de emergencia sanitaria ante la COVID-19.

El presidente del Tribunal Supremo Electoral, Salvador Romero, comunicó a los medios en La Paz que el nuevo aplazamiento fue acordado por este órgano con base en «consideraciones de orden científico, legal y sociopolítico».

El objetivo es que el proceso electoral «considere los parámetros científicos y cuente con suficientes medidas de seguridad de salud», explicó el presidente.

La nueva fecha «genera mayores condiciones para la protección de la salud, facilidades de votación en el exterior, llegada de misiones de observación internacional, además de favorecer el despliegue logístico de todas las operaciones» para la cita con las urnas, agregó.

El domingo 18 de octubre es la fecha para la votación, mientras que una eventual segunda vuelta sería el 29 de noviembre y la posesión de las autoridades en diciembre, de acuerdo al órgano electoral.

Romero señaló que la decisión fue adoptada en función de estudios que advierten de que «el pico» de contagios por el nuevo coronavirus se alcanzará en Bolivia «entre fines de julio y los primeros días de septiembre, por lo tanto, eventualmente, en una etapa cercana al 6 de septiembre».

«Es recomendable organizar la elección en la fase descendente de la pandemia para minimizar riesgos», señaló.

Reacciones de otros partidos

La candidata por Juntos y presidenta del país, Jeanine Áñez, se manifestó en Twitter señalando que cumplirá lo que disponga el ente electoral «cualquiera sea esa fecha» de la elección.

Carlos Mesa por su parte publicó un video en redes sociales en el que también manifestó «su pleno respaldo» a la postura del organismo electoral, considerando la importancia de la lucha contra el nuevo coronavirus.

No fue la misma la postura del candidato por Creemos y exdirigente cívico Luis Fernando Camacho, que asemejó a Romero con un «niño caprichoso» y pidió que los comicios se celebren cuando la situación «no sea sinónimo de contagio y muerte».

El expresidente Jorge «Tuto» Quiroga apoyó la postergación de los comicios, como una muestra de que «triunfó la vida sobre el capricho de algunos».

Las elecciones ya se habían pospuesto de mayo a septiembre por la emergencia sanitaria en el país, que acumula 2.328 fallecidos y 64.135 casos confirmados de la enfermedad entre sus once millones y medio de habitantes, lo que le sitúa en uno de los más afectados del mundo comparado con su población, de acuerdo a distintos estudios.