9.8 C
La Paz
sábado, marzo 2, 2024
InicioOpiniónEn 14 años ni un hospital de 3er y 4to nivel

En 14 años ni un hospital de 3er y 4to nivel

Dr. DAEN. Wenceslao Jauregui

La población boliviana, ante el pánico mundial provocado por la aparición del coronavirus, comenzó a darse real cuenta que, en 14 años del ex gobierno de Morales y García Linera, no se construyó ni un hospital de tercer nivel menos de cuarto nivel que hubieran servido para atender casos de gran urgencia como es de la pandemia del coronavirus.

La mirada de sospecha y luego de furia contenida contra quienes prefirieron entregar canchitas de césped sintético, antes que, de hacer obras de beneficio común, se puede apreciar en millones de compatriotas.

Lo curioso es que para el SUS (Seguro Único de Salud), dichos ex gobernantes anunciaron que se había presupuestado doscientos millones de dólares ($us. 200.000.000) para el primer año de implementación de salud pública.

Jamás, durante 14 años, dieron a conocer dónde, en qué región, provincia o departamento, se habría construido hospitales de tercer nivel o de cuarto nivel, dotados con recursos humanos profesionales de las diferentes especialidades de medicina, instrumental quirúrgico moderno y personal para médico, como ser enfermeras, auxiliares, etc.

En otros países la atención médica tiene en alto grado el carácter de servicio social y por ende son los gobiernos los que sustentan una educación superior de enseñanza, científica tecnológica, en el caso, de medicina, farmacia, odontología y sus diferentes especialidades para que a poco tiempo de su egreso de las diferentes carreras se los absorba como personal médico ocupado en servicios médicos y de las unidades médicas en servicio.

En nuestro país no se promocionó el Instituto de seguridad social para mejorar la preparación técnica cultural de los trabajadores y de sus familiares.

Para la atención medica preventiva, asistencial y de rehabilitación, no se cuenta con modernos hospitales y centros para realizar investigaciones de carácter científico que contribuyan a resolver problemas como el de la desnutrición y el de la incidencia de diversos padecimientos.

Los mandiles blancos de los hospitales públicos se esfuerzan para atender, en medio de realidades miserables como las del Hospital de Clínicas donde los pacientes deben cobijarse en pasillos porque no se cuenta con suficientes camas para atención de emergencias.

Importante es que se cree el Instituyo Nacional de la Nutrición, el Instituto Nacional de Cardiología, el Instituto Nacional de Neumología, el Instituto Nacional de Cancerología, el gran Centro Materno-Infantil y el Hospital Infantil donde los recién nacidos y niños tengan asistencia médica oportuna en sus diferentes especialidades.

En fin, el Seguro Único de Salud, fue un slogan politiquero, no se otorgó ítems a recursos humanos que bien podían atender epidemias y especializarse en investigación sobre pandemias En este contexto, el pueblo ante la presencia del coronavirus se encuentra atemorizado, esta entre cumplir rígidamente la cuarentena decretada y la desatención por falta de hospitales.

Las canchitas no sirven para en sus predios instalar carpas de atención médica, porque en sus cercanías no existen los medios necesarios para atenciones de urgencia.

El pueblo soportó tanto tiempo sin reclamar la construcción de hospitales de tercer nivel y de cuarto nivel y ahora está pagando las consecuencias de anteriores pésimas administraciones en salud, con ex servidores públicos que prefirieron dar la vuelta el mundo, turismo, más de diez veces.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -