6 C
La Paz
miércoles, julio 28, 2021
InicioOpiniónEditorialEntre la desescalada y la segunda ola del coronavirus

Entre la desescalada y la segunda ola del coronavirus

Hay alentadores informes sobre la eficacia de algunas vacunas contra COVID-19, y una evidente desescalada de la epidemia en nuestro país, pero al mismo tiempo, se están relajando las medidas de bioseguridad con el riesgo de un rebrote en Bolivia, al haberse levantado las restricciones a actividades que generan concentración de gente. De hecho, ya están operando casi todas las actividades, y el mayor riesgo está en el transporte público que incumple el distanciamiento; es escaso el control en los mercados donde se aglomera la gente lo mismo que en los centros a donde acude la ciudadanía para diversos trámites o adquisiciones. Ya se está pensando en actividades semipresenciales para la educación, hecho que sin duda implica inminente riesgo, después de que se autorizaron funcionamiento de locales de fiestas.

La OMS en su portal de Internet asegura que se encuentra «alentada» por los resultados positivos preliminares de las vacunas contra el COVID-19 de las compañías Moderna y Pfizer, pero advirtió que aún deben esperarse los datos finales y el seguimiento de los efectos adversos en los pacientes una vez concluyan los ensayos clínicos. También afirmó que «hay muchas otras vacunas candidatas que entregarán resultados antes de que termine el año y a comienzos del próximo, y algunas serán más fáciles de distribuir a nivel de los países, y otras más complicadas».

El panorama es bastante prometedor y tener a dos candidatas con más del 90% de efectividad es muy esperanzador, «pero hay muchos desafíos en la implementación todavía», aseguró la doctora Mariangela Simao, experta en vacunas y tratamientos, durante la conferencia bisemanal de la Organización. La científica jefa de la OMS, Soumiya Suaminathan, expresó que los desarrolladores deben realizar un seguimiento de al menos dos meses a los pacientes que han recibido la vacuna una vez termine el ensayo clínico para evaluar los posibles efectos secundarios. «Hay interrogantes que quedan todavía sobre cuánto dura la protección que proveen, el impacto sobre la enfermedad severa en diferentes poblaciones como los ancianos, así como reacciones adversas después de ciertos periodos de tiempo, así que esperamos que los ensayos clínicos sigan recogiendo datos», dijo.

La empresa farmacéutica Pfizer y la de biotecnología BioNTech aseguran que su vacuna contra la COVID-19 es eficaz en más del 90% de los casos. Suaminathan explicó que existen consideraciones de seguridad y eficacia, pero «seguimos optimistas y nos gustaría trabajar con todos los desarrolladores y fabricantes en la iniciativa COVAX para asegurarnos de tener la mayor cantidad de opciones posibles, porque algunas vacunas serán más adecuadas para ciertas situaciones o grupos de personas, y otras tendrán condiciones especiales para su almacenamiento y distribución», afirmó.

Lamentablemente, confirmó también que es claro que en la primera mitad de 2021 habrá dosis muy limitadas, y muchas de las compañías ya han hecho pactos bilaterales con algunos países, y una parte de la producción ya está comprometida. «Nuestro objetivo es que podamos tener suficiente en nuestro mecanismo para los más vulnerables, como los trabajadores de salud que están siendo desproporcionalmente afectados por la pandemia. Queremos que estén protegidos sin importar de qué país vengan. Esto requiere solidaridad global», expresó.

Entretanto, en Bolivia los casos que se registran son cada vez menos, el último informe oficial da cuenta de que en total se registraron 143.569 en el territorio nacional y que los decesos se elevan a 8.875. Pero hay preocupación por un rebrote debido a que se está descuidando el control sanitario y el autorizar hasta fiestas, es una invitación al desastre. Los expertos han advertido de los riesgos de un rebrote que puede ser mucho más letal, por la experiencia que está viviendo Europa. El nuevo ministro de Salud expresó su temor porque el rebrote se produzca entre mayo o junio. A su vez, el director Técnico del Sedes La Paz, Ramiro Narváez, exhortó a que «todos tenemos que estar compenetrados y preparados para afrontar esta pandemia, porque no se ha ido». La pandemia todavía está presente en el país, y los sistemas de salud y mecanismos de bioseguridad deben estar en alerta permanente. No se debe bajar la guardia frente al riesgo de una eventual segunda ola del coronavirus.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -