11 C
La Paz
miércoles, febrero 8, 2023
InicioBoliviaEspaña y Bolivia acuerdan una hoja de ruta para normalizar sus relaciones

España y Bolivia acuerdan una hoja de ruta para normalizar sus relaciones

Las ministras de Asuntos Exteriores de España y Bolivia acordaron este domingo poner en marcha una hoja de ruta para la normalización de las relaciones entre ambos países tras el incidente de diplomáticos españoles con la policía boliviana ante la residencia de la embajadora mexicana en La Paz en diciembre.

La jefa de la diplomacia española, Arancha González Laya, y su homóloga de Bolivia, Karen Longaric, acordaron avanzar en esa normalización en una reunión que mantuvieron en la capital uruguaya, informaron fuentes diplomáticas españolas.

Ambas coincidieron en Montevideo con motivo de la toma de posesión de Luis Lacalle Pou como presidente de Uruguay, un acto en el que la delegación española está encabezada por el rey Felipe VI.

Fue antes del inicio de los actos de toma de posesión cuando González Laya y la canciller boliviana mantuvieron su encuentro en un céntrico hotel de la capital uruguaya.

En la reunión acordaron avanzar en la normalización de las relaciones entre sus dos países y para ello se fijará una hoja de ruta que se irá concretando en próximos contactos diplomáticos entre España y Bolivia.

La titular de Exteriores española, en su cuenta de Twitter, publicó una foto de ese encuentro con su homóloga boliviana junto a las banderas de los dos países y con un texto en el que certifica ese acuerdo para normalizar la relación bilateral.

Por su parte, Longaric, en declaraciones a los periodistas, dijo que la reunión fue «muy bien, muy cordial, muy amable» y que en ella se habló de la necesidad de encauzar las relaciones en todos los ámbitos, tanto consulares como de cooperación y amistad.

Unas relaciones que subrayó que son muy importantes para el pueblo boliviano porque «España es históricamente muy importante para Bolivia».

La canciller boliviana ratificó el acuerdo en torno a una hoja de ruta bilateral sobre la que señaló que empezarán a trabajar.

La crisis entre España y Bolivia se originó el pasado 27 de diciembre, cuando la canciller Longaric denunció que diplomáticos de la Embajada de España en La Paz fueron a la residencia de la embajadora de México, María Teresa Mercado, acompañados de personas «encapuchadas» que intentaban ingresar de forma «clandestina» y consideró que se trataba de un «atropello» a la soberanía de su país.

Bolivia interpretó que la intención era facilitar la salida de los asilados que allí se encontraban, una decena de exautoridades del Gobierno del expresidente Evo Morales, incluidos algunos exministros acusados por el Gobierno interino boliviano de Jeanine Áñez de delitos como terrorismo.

El Ejecutivo español lo negó y aclaró que esa visita de los diplomáticos fue «de cortesía».

A continuación, Bolivia declaró personas non gratas a la embajadora de México, a la encargada de negocios de España, Cristina Borreguero, y al cónsul español, Álvaro Fernández, por ese incidente y les dio 72 horas para irse del país.

En respuesta a esa decisión el Gobierno español declaró también personas non gratas a tres diplomáticos bolivianos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -