Exfiscal General del Estado Dr. Pedro Gareca plantea tres soluciones

El constitucionalista, académico, docente, escritor, Dr. Pedro Gareca, que desempeñó la función de Fiscal General del Estado, entrevistado por redactores de JORNADA sobre cuál podría ser la salida a la crisis política que va enfrentando a los bolivianos, respondió: «Es una lástima que desobedeciendo lo que el pueblo clama, el presidente Morales intente, por la fuerza, quedarse como gobernante.

Las manifestaciones de protesta pacífica, la auto convocatoria a multitudinarios Cabildos en todos los departamentos, es demostración que el pueblo de Bolivia en absoluta mayoría votó en contra del binomio oficialista. Con espíritu de grandeza se impone que el Presidente Morales:

  1. Solicite a la Asamblea Legislativa apruebe una Ley de nulidad del proceso eleccionario.
  2. Emita una Ley corta nombrando a idóneos y meritorios ciudadanos que conformen el nuevo Tribunal Supremo Electoral.
  3. El presidente Morales debe dar un paso atrás, respetando los resultados del referéndum del 21F que son vinculantes y de inmediato cumplimiento.

De no hacerlo, ante la repulsa, la rebelión, que se presenta en contra de su persona en los nueve departamentos de Bolivia, no podrá ser un Gobierno sostenible democráticamente, no tendrá legitimidad. Urge reflexione y evite haya enfrentamiento entre compatriotas bolivianos», aseveró.

Se entregue la Presidencia al Presidente del Tribunal Supremo de Justicia

Por su parte, los Dres. DAEN. Wenceslao Jáuregui, Javier Albarracín, Gonzalo Torres Mendoza, expresaron: «Ante el peligro que existe de provocar un enfrentamiento fratricida, por la incomprensible actitud del Presidente, existe las siguientes posibilidades para pacificar los ánimos encontrados:

  1. Renuncie el presidente Morales por el bien de la convivencia entre connacionales.
  2. Se entregue el mando presidencial, por un tiempo corto de máximo 3 meses al Presidente del Tribunal Supremo de Justicia y para garantía de imparcialidad designe ministros a personalidades sin militancia partidaria.
  3. Designe un nuevo Tribunal Supremo Electoral para que administre nuevas elecciones a verificarse en tiempo inmediato y con los resultados la nueva composición de la Asamblea Legislativa, apruebe convocatoria para que ciudadanos sin militancia partidaria, por sus méritos, idoneidad y honestidad, sean elegidos titulares para dicha función electoral».