Exigen que el Chuquiago Marka sea acondicionado como hospital de emergencia

APG

El Comité Cívico Pro La Paz considera que ante la «ola de crecimiento del coronavirus», anunciada por el gobierno, se impone la prevención y atención en hospitales de emergencia sanitaria, en el caso los pabellones del Campo Ferial Chuquiago Marka, toda vez que cuenta con modulares y en una semana se puede habilitar en los pabellones Rojo y Amarillo, unas mil camas para los afectados y en el pabellón verde toda la logística de alimentación para los enfermos. Indica que, en el mes de agosto de 2019, ante las manifestaciones de los «mandiles blancos», pidiendo se los incorpore a la Ley del Trabajo, se habilitó dichos espacios por emergencia, se adaptó oficinas y consultorios médicos.

Dirigentes del Comité Cívico Pro La Paz, que preside el Ing. Adalid Diaz Suarez, manifestaron a nuestros redactores, que es importante y de atención prioritaria, que los pabellones del Chuquiago Marka, ubicados en Bajo Següencoma, sean acondicionados para recibir a las personas que se contagien con COVID-19 y mediante modulares, que sirvieron para exposición de ferias nacionales e internacionales, se logre un hospital de emergencia que tenga capacidad para unas mil camas, espacios para instalación de respiradores para terapia intensiva y consultorios para médicos y lugar espacioso para que se cocine alimentos para los enfermos.

Para ello -indican- el gobierno debe pedir que el alcalde Luis Revilla instruya a los arquitectos de la comuna planifiquen a la brevedad dichos espacios y la forma en que deben ser los espacios, metraje para paso de camillas, instalación de farmacia, etc., todo gratuito.

Dichas instalaciones -recordaron- cuentan con parqueo para unas trescientas movilidades, para ambulancias y grandes espacios para movilización de médicos, enfermeras, para médicos, policías, miembros de las fuerzas armadas, que coadyuven los esfuerzos de los galenos que atiendan a los contagiados con el virus y su total restablecimiento.

Con esa habilitación el gobierno comunal de la ciudad de La Paz «no tendrá que pagar fabulosos alquileres como lo hace con el hotel exRadisson», advirtieron.