Expresidentes critican el Día de la Recuperación de la Democracia

EFE

Los expresidentes Carlos Mesa y Jorge Quiroga criticaron este lunes al Gobierno de Luis Arce por declarar el 18 de octubre, la fecha de las recientes elecciones ganadas por el mandatario, el «Día de la Recuperación de la Democracia Intercultural».

Ambos exgobernantes, críticos del Gobierno del MAS, expresaron en Twitter su desacuerdo con el decreto emitido por el Ejecutivo, que dispuso que el «Día de la Recuperación de la Democracia Intercultural» se conmemore cada 18 de octubre, fecha en la que se repitieron las elecciones en el país tras los fallidos comicios de 2019.

Mesa calificó la medida como una «afrenta a la ciudadanía que conquistó la democracia» el 10 de octubre de 1982 tras varios años de dictaduras militares, «y la consolidó» el 21 de febrero de 2016, cuando se celebró el referendo constitucional que negó a Evo Morales la posibilidad de volver a postular en 2019.

«Evo Morales hizo fraude el 20/10/19, pero no logró imponer su autocracia. El pueblo lo impidió», agregó el también periodista que gobernó Bolivia entre 2003 y 2005.

Por su parte, Quiroga consideró que Arce «decreta que devolverá presidencia a Evo por supuesto ‘golpe'», en alusión a la versión de Morales y el oficialismo de que fue víctima de un golpe de Estado en 2019.

Quiroga (2001-2002) sostuvo que los partidarios del oficialista Movimiento al Socialismo (MAS) «violaron la Constitución» al insistir en que Morales postule para un cuarto mandato consecutivo, «hicieron fraude y cobardemente huyeron» del país.

Arce renunció a su cargo como ministro de Economía en noviembre de 2019 «para ‘pacificar’, no por ‘interrupción democrática’ que ahora sostiene», añadió.

Los antecedentes

El decreto instruye realizar cada año actos conmemorativos para recordar «los valores democráticos» y «el restablecimiento y conservación de la institucionalidad democrática cultural», argumentando que el 10 de noviembre de 2019, cuando Evo Morales renunció, hubo una «interrupción de 37 años de democracia continua».

Pese a que la Constitución boliviana permite solo dos mandatos consecutivos y al referendo de 2016, Morales pudo presentarse a los comicios de 2019 gracias a un fallo del Tribunal Constitucional.

Tras la dimisión de Morales denunciando que fue forzado por un golpe de Estado, después de las elecciones del 20 de octubre de 2019 anuladas luego por denuncias de un supuesto fraude electoral a su favor, Bolivia estuvo sumida en un vacío de poder ya que también renunciaron todos los que constitucionalmente podían sucederle para reemplazarlo.

Dos días después, la entonces senadora Jeanine Áñez asumió la Presidencia interina tras activar un mecanismo de sucesión con el aval del Tribunal Constitucional.

El decreto del Gobierno de Arce también abroga una norma emitida por Áñez que declaraba el 21 de febrero como «Día del Ciudadano».

El MAS ya aprobó otras normas para declarar el «Día del Estado Plurinacional» el 22 de enero, fecha de la primera investidura de Morales, y el «Día de la Revolución Democrática y Cultural» el 18 de diciembre, para conmemorar que en esa fecha en 2005 el expresidente obtuvo su primera victoria.