1 C
La Paz
sábado, diciembre 3, 2022
InicioBoliviaJusticiaExpresidentes expresan su solidaridad a Áñez ante huelga de hambre

Expresidentes expresan su solidaridad a Áñez ante huelga de hambre

Expresidentes de Bolivia le expresaron este miércoles su «solidaridad» a la exmandataria transitoria Jeanine Áñez, quien se declaró en huelga de hambre a un día del inicio de su juicio por el caso llamado «golpe de Estado II», mientras que parlamentarios oficialistas le pidieron no hacerse la «víctima».

El expresidente Carlos Mesa (2003-2005) manifestó su «solidaridad» con Áñez a través de su cuenta de Twitter ante la decisión de la exmandataria de realizar una huelga de hambre desde la cárcel en La Paz donde cumple su detención preventiva.

«Expreso mi solidaridad plena a la expresidenta Constitucional Jeanine Áñez ante la decisión de sacrificio personal para enfrentar la autocracia y la brutalidad masista, que vulnera todos sus derechos, la mantiene en un encierro vergonzoso y quiere someterla a un juicio espurio», señala el mensaje.

Áñez anunció su determinación a través de una carta leída por su hija Carolina Ribera en la que argumenta que ha tomado esta decisión «una de las más duras de su vida» ante su desesperación de ver un país «sin justicia ni ley» que está en manos del presidente Luis Arce y el exmandatario Evo Morales.

Esta decisión se da un día antes del inicio del juicio a Áñez por el caso denominado «golpe de Estado II» en el que está acusada por los presuntos delitos de resoluciones contrarias a la Constitución y a las leyes e incumplimiento de deberes.

Ante esta determinación el expresidente Jorge Quiroga (2001-2002) también señaló que Áñez está tomando una medida extrema y resaltó su coraje, además de expresar su solidaridad con la familia de la exmandataria transitoria.

«Extrema medida de la expresidenta Jeanine Áñez ante atropellos que sufre.Qué enorme contraste entre su coraje y la cobardía de los que ayer huyeron, y hoy la someten a su cruel guillotina», escribió Quiroga en su cuenta de Twitter.

Prosiguió exigiendo acciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y del relator especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Diego García-Sayán.

Asimismo el alcalde de La Paz, Iván Arias, quien fue uno de los ministros de Áñez, sostuvo que no se respeta su condición de expresidenta al imputarla en un juicio ordinario y que será juzgada «sin investigación ni pruebas».

«Condeno lo que empezará, un juicio político de Evo Morales para lavar su huida», finaliza el mensaje de Arias en Twitter.

En tanto el senador de oposición Comunidad Ciudadana, Rodrigo Paz, cuestionó qué garantías hay para realizar un juicio con el debido proceso, cuando el sistema judicial demostró no ser transparente con la liberación de procesados en casos de feminicidios en el país.

Oficialismo

El presidente de la Cámara de Diputados, el oficialista Freddy Mamani Laura, sostuvo que es derecho de Áñez realizar una huelga de hambre, pero que en el reglamento de la Asamblea Legislativa «no corresponde una sucesión constitucional vertical», por lo que es su «obligación» comparecer ante la justicia.

Asimismo el diputado del oficialista MAS, Daniel Rojas, comentó que Áñez no debe hacerse a la «víctima» y que «ella sabe lo que ha cometido» por lo que no le corresponde «victimizarse».

«Lo único que la familia de las víctimas están esperando es que se haga justicia, ya van más de dos años que no podemos tener justicia ni una sentencia», señaló Rojas.

La expresidenta interina fue detenida preventivamente en marzo del año pasado en el caso llamado «golpe de Estado I» con cargos de sedición, terrorismo, y conspiración, un proceso que inicialmente fijó una detención de cuatro meses y luego de seis.

Luego se abrió otro caso, «golpe de Estado II», por el que se amplió ese plazo a seis meses más con acusaciones de incumplimiento de deberes y resoluciones contra la Constitución, que es por el que será juzgada este jueves, además, está previsto que se realice un plantón de apoyo a la exmandataria transitoria.

La crisis política y social de 2019 se desató luego de las observaciones a los resultados de las anuladas elecciones de ese año que daban a Morales el derecho a un cuarto mandato consecutivo y la renuncia del entonces mandatario, quien denunció ser víctima de un golpe de Estado.

El pasado martes 21 exgobernantes de España y América Latina pidieron a las Naciones Unidas que revise la situación que vive Áñez.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -