9 C
La Paz
sábado, junio 25, 2022
InicioOpiniónEditorialFalsa seguridad en la quinta ola de covid-19

Falsa seguridad en la quinta ola de covid-19

La salud en Bolivia parece ser un asunto que poco interesa al gobierno ni a las autoridades departamentales y municipales, pese a que la Constitución Política del Estado determina que es la función principal del Estado. Ni las evidencias comprobadas durante la pandemia por la falta de recursos, centros médicos, equipamiento y personal, y los miles de contagiados y muertes, parecen conmover a una administración que privilegia la politiquería barata a la responsabilidad en la atención de las necesidades de la población. Los médicos temen que los contagios por covid-19 se extiendan por la quinta ola, sin embargo, se desatiende al sector que está en emergencia.

Felizmente, el Consejo Nacional de Salud (Conasa), determinó suspender el paro de salud de 72 horas, que estaba previsto para esta semana. La decisión de los médicos obedece a la escalada de contagios, según el presidente del Colegio Médico de Bolivia, Luis Larrea, quien teme que, en las próximas dos semanas los casos de covid-19 podrían pasar de seis mil, aproximadamente. Sin embargo, indicó que las movilizaciones se realizarán en todo el país en demanda de atención del gobierno. El dirigente manifestó que cuentan con el apoyo de los decanos de las universidades donde se forman profesionales de salud, además del respaldo de los directores de los diferentes hospitales. Asimismo, denunció acoso político a los representantes de los colegios médicos y de profesionales por parte del Gobierno. Mientras tanto, el gobierno, mediante el ministro de Salud Jeyson Auza, pidió a los movilizados no atentar «contra el derecho de nuestro pueblo, de esa gente que necesita atención pública y no puede acudir a una privada». Aseguró que el gobierno va a «aprovechar cada minuto que tenemos para seguir fortaleciendo nuestro sistema sanitario».

Pero la realidad demuestra todo lo contrario, ya que lejos de prever medidas para proteger la salud de la población se han levantado las medidas de previsión y descuidado la bioseguridad, se han autorizado espectáculos públicos con asistencia multitudinaria, como los partidos de futbol y la entrada Folclórica del Gran Poder, eventos que han movilizado miles de personas con aglomeraciones que sin duda tendrán sus efectos impulsando la escalada de contagios, Encima, el frio invernal hace bajar la temperatura a grados de riesgo para la salud y la propagación de infecciones respiratorias, que son endémicas en invierno. Las labores escolares continúan, algunos distritos han pedido que se adopten medidas para retrasar el ingreso a clases o se determine la vacación invernal. Ya se han registrado las temperaturas más bajas del año. La ciudad de La Paz registró cero grados y El Alto 10 grados bajo cero. El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) pronostica heladas en occidente, y también emitió una alerta naranja nacional por el descenso de temperaturas en el oriente.

Por otra parte, el reporte epidemiológico de la pasada semana detecto 2.138 nuevos contagios por covid-19 en todo el territorio nacional. Esto supone un incremento del 33%, respecto a la semana anterior, confirmando la tendencia ascendente de la quinta ola. El ministro Auza recomendó que se continúe con la vacunación, y precisó que la cobertura más baja de inmunización se encuentra en niños y jóvenes de entre cinco a 17 años. Por ello, se decidió enviar brigadas a los centros educativos «para hacer vigilancia epidemiológica, informar acerca de la vacunación y acercar las vacunas». En el departamento de La Paz, más de 500 profesionales en salud, van a ir colegio por colegio, escuela por escuela, a mejorar los niveles y las coberturas de vacunación. Esta actividad va a ser replicada, en todo el país, según el ministro Auza, quien considera que la situación está controlada. Sin embargo, los médicos están preocupados por lo que ocurre porque hay eficiencias en los centros de salud, y están en emergencia exigiendo atención, sin que se busquen soluciones. Además, la Organización Mundial de Salud, ha insistido en que no se debe descuidar las medidas de previsión, ya que el coronavirus está latente, y alertó sobre el hecho de que la normalización de actividades ha dado una falsa sensación confianza a la población que está descuidando las medidas de precaución.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -