GAMEA reconoce a UNIFRANZ como la mejor opción educativa

Por su aporte al crecimiento económico y desarrollo de la Ciudad de El Alto, UNIFRANZ recibió el reconocimiento «El Alto Premia» a la «Mejor Casa Superior de Estudios en la Ciudad de El Alto» de parte de la Secretaría Municipal de Desarrollo Económico del Gobierno Autónomo Municipal de El Alto (GAMEA).

El reconocimiento otorgado a la Vicerrectora de UNIFRANZ El Alto, Eve Gomez Ferrufino, como la «Mejor Casa Superior de Estudios» por sus «logros institucionales y el aporte que ha realizado al desarrollo y crecimiento económico de El Alto» se realizó con la presencia de las máximas autoridades de la urbe alteña.

«Agradecemos a la Alcaldesa Soledad Chapeton Tancara y a la Secretaría Municipal de Desarrollo Económico del Gobierno Autónomo Municipal de El Alto por reconocernos como la ‘Mejor Casa Superior de Estudios de El Alto’. Este reconocimiento es un orgullo para UNIFRANZ porque reafirma nuestro compromiso y nos muestra que estamos en el camino correcto hacia la transformación de la educación en El Alto y en Bolivia», explicó Eve Gomez Ferrufino, Vicerrectora UNIFRANZ El Alto.

La Secretaría Municipal de Desarrollo Económico del GAMEA junto a la Asociación para el Desarrollo Productivo Khory Wara y la Fundación Pukara Marca otorgó el reconocimiento a las principales instituciones, organizaciones y empresas de El Alto que día a día aportan a la innovación y crecimiento de la ciudad.

El objetivo del premio «El Alto Premia» es promover y reconocer las acciones a favor del desarrollo de la Ciudad de El Alto, mediante logros empresariales, liderazgos, logros académicos, protección del medio ambiente, desarrollo científico tecnológico, compromiso social y bienestar.

UNIFRANZ cuenta con 26 años de trayectoria como universidad innovadora y disruptiva, enfocándose desde su nacimiento en la formación de profesionales con gran nivel de adaptación al cambio y caracterizándose  por una constante innovación en todos los a niveles y contextos sociales. Entendiendo que es a partir de una formación académica disruptiva que se puede contribuir al desarrollo de Bolivia.