16 C
La Paz
jueves, enero 26, 2023
InicioBoliviaJusticiaGobierno dice que el Silala son manantiales y también un "curso internacional"

Gobierno dice que el Silala son manantiales y también un «curso internacional»

El Gobierno admitió este jueves que las aguas del Silala son manantiales que nacen en su territorio, pero también son un «curso internacional» que fluye hacia Chile con base en un estudio científico incluido en el proceso ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, que no se pronunció sobre este aspecto.

En una conferencia de prensa tras conocerse la sentencia del tribunal internacional sobre la demanda interpuesta por Chile, el canciller boliviano, Rogelio Mayta, señaló que en la historia de Bolivia el considerar al Silala un manantial y no un agua de curso internacional «fue un mito» construido a fines de la década de 1990.

«¿Desde cuándo se consideró al Silala sólo un manantial? Porque es las dos cosas, es un manantial y a la vez es río. Las aguas surgen, emanan de manantiales que están en territorio boliviano, pero toman un curso y es hacia la frontera de Chile. O sea, son manantiales, pero también es un curso de agua internacional», sostuvo.

Esto, indicó Mayta, quedó establecido en un estudio realizado por el instituto sin fines de lucro DHI, con sede en Dinamarca, contratado en su momento por Bolivia «para que haga una investigación» dentro del proceso tras la demanda chilena ante la CIJ.

«En esa circunstancia, en ese momento, después de prácticamente dos años de estudios determinaron que era un curso de agua internacional, vale decir, un río internacional. En la contestación a la demanda en 2018 se incluyó esa circunstancia, solamente que esto estaba restringido, no era de conocimiento público» hasta abril de este año, cuando Bolivia pidió a la CIJ levantar las restricciones sobre el proceso, manifestó.

Mayta enfatizó en que «el tribunal no se ha pronunciado sobre este punto» y que no hubo una resolución suya «que declare que el Silala es un río o un curso de agua internacional», pero sí mencionó que «Bolivia presentó un estudio de esta naturaleza» y que «no hay nada más que hablar» al respecto.

Según el canciller boliviano, el «mito» de que el Silala era sólo un manantial nació «en momentos del neoliberalismo» en Bolivia porque «había gente ambiciosa que estaba tratando de hacer negocios» con la concesión de las aguas.

Resoluciones positivas

El ministro sostuvo que las decisiones asumidas por el tribunal de Naciones Unidas son «positivas» para Bolivia, ya que los cinco pedidos planteados por Chile en su demanda «han sido rechazados» por la corte «por no tener sustento jurídico».

La autoridad recordó que Chile acusó a Bolivia de incumplir obligaciones de derecho internacional, lo que fue rechazado por la corte «por unanimidad».

También destacó que, aunque «sin pronunciarse en la parte resolutiva», la CIJ hizo «consideraciones importantes» sobre «preocupaciones» expresadas por Bolivia.

«En el Silala, las aguas discurren por unas canalizaciones artificiales y la corte ha considerado que Bolivia, en función de las propias declaraciones de Chile a lo largo del proceso, tiene el derecho de desmantelarlas cuando considere oportuno» para reponer sus bofedales, remarcó Mayta.

El ministro indicó que el fallo «debería dejar muchas lecciones», en particular que «países vecinos, antes que llegar a esta instancia de los tribunales, probablemente deberían dialogar más».

La controversia por el Silala erosionó aún más las ya deterioradas relaciones bilaterales a causa de la centenaria reclamación marítima boliviana de un acceso soberano al océano Pacífico perdido en una guerra a fines del siglo XIX que también llegó a la corte de La Haya.

En 2018, el tribunal determinó que Chile no tiene obligación legal de negociar con Bolivia, aunque las autoridades bolivianas entienden que la sentencia no supone un impedimento para que haya un diálogo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -