Guido Loayza: «No vamos a aceptar las medidas de ese consejo»

APG

Los clubes Bolívar, Wilstermann, Blooming, Oriente Petrolero, Guabirá y Royal Pari reprocharon la actitud del Comité Ejecutivo de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) sobre la manera en la cual instaló el Consejo Superior de la División Profesional, cuyas determinaciones no serán acatadas por los disidentes.

«Se ha instalado un Consejo apócrifo, sin quórum, con clubes que no están aceptados en la División Profesional, en fin, lo hacen así y no es responsabilidad nuestra», declaró Guido Loayza, titular de Bolívar.

La «manzana de la discordia» se volvió Destroyers. Con el marginamiento de Sport Boys, los cuchuquís quedaron últimos en la tabla acumulativa, por esa razón se dio su descenso directo, algo que no comparte el bloque opositor y quiere un retroceso en esta determinación. Por eso no ingresaron al Consejo con los otros ocho clubes.

«Lo que queremos es discutir, no nos parece correcto el descenso de Destroyers, que nos explique. Tenemos una argumentación, ellos las tienen y hemos charlado todo eso (con César Salinas) y no hemos encontrado una justificación para todo eso», agregó Loayza.

Ronald Raldes, presidente de Oriente Petrolero, también comparte la idea de su par de la Academia y agregó que existen vacíos dentro de la normativa y que esto genera diferentes interpretaciones.

«El tema de los descensos está mal, él (Adrián Monje, director de Competiciones de la FBF) aceptó que hay un vacio, es algo que tenemos que aclarar y definir cómo podemos darle una solución», indicó el excapitán de la Selección Nacional. También quiere una reunión, al margen del Consejo, con Salinas para aclarar otros temas.

En un documento, estas instituciones piden a la FBF respetar el mérito deportivo y la legalidad, «dejando de lado los cálculos políticos y la revancha personal que parece guiar las decisiones de algunas autoridades del fútbol boliviano», indica una parte de la carta. Adelantaron también que acudirán a las instancias legales nacionales e internacionales.

Renán Quiroga, representante de Wilstermann, calificó de ilegal la cita que tuvieron estas entidades, mientras ellos esperaban por una solución al caso de Destroyers. «Hay dos miembros que no son admitidos en la División, en realidad son sólo seis. Esas instituciones no tienen clara su condición», dijo en referencia a Municipal Vinto y Real Santa Cruz.

«No se puede decir que Municipal Vinto no es parte de la División Profesional, se ha ganado el derecho como campeón de la Copa Simón Bolívar y que hay un subcampeón que es Real Santa Cruz, con este antecedente la Federación tiene la obligación de reconocer lo que implica el derecho adquirido deportivamente», explicó Ángelo Pórcel, vocero federativo.