8 C
La Paz
martes, diciembre 6, 2022
InicioOpiniónEditorialHacia el control del coronavirus

Hacia el control del coronavirus

Entre los principales problemas que atraviesa el país en la actual situación de emergencia, están las reacciones precipitadas y acciones guiadas por el pánico frente al avance de la pandemia de coronavirus que, desgraciadamente, ya está en el país. En momentos como estos es necesario que la ciudadanía responda a la crisis con prudencia, responsabilidad, sensatez y mesura en las reacciones, evitando los extremos que se han dado, como la obstrucción al acceso a centros hospitalarios. El control de la epidemia está en manos de la gente, que siguiendo los protocolos de seguridad y las recomendaciones sanitarias se auto protegerá, y a la vez evitará que el mal avance.

Las determinaciones adoptadas por el gobierno deben tranquilizar a la población porque ofrecen la esperanza de voluntad para actuar en la dirección correcta. Se han dispuesto serie de medidas dirigidas a contener la propagación del coronavirus y a mitigar las secuelas que conlleva, inclusive con medidas restrictivas radicales. En realidad, probablemente se debiera ir más allá, como lo hicieron otros países en Europa y Asia que cerraron sus fronteras. En la región, Chile ya determinó una medida de esta naturaleza. Perú decidió militarizar la frontera con Bolivia y adoptó una serie de determinaciones para ejercer un control en el paso de personas ante la emergencia sanitaria. Efectivos militares peruanos resguardan los pasos Desaguadero, Kasani y Titali, como acciones de control epidemiológico que implementó el Ministerio de Salud de ese país. El periódico La República de Lima informó que para cruzar la línea limítrofe cada persona demora un promedio de media por los controles médicos que dispusieron las autoridades de salud de Perú y Bolivia.

En diferentes ciudades de nuestro país las autoridades han asumido medidas más restrictivas que las que adoptó el gobierno central. La Alcaldía de Sucre declaró cuarentena lo mismo que Oruro. Tarija determinó establecer un auto de buen gobierno con serie de restricciones a la población. En Cochabamba, ante la confirmación de que el primer caso positivo de Covid-19 tuvo 38 contactos, la Gobernación, junto a la Alcaldía de Cercado y otras instituciones, busca aplicar al menos ocho prohibiciones para contener a la enfermedad. Hay restricción al transporte y a la circulación de personas. El plan de acción de la gobernadora, Esther Soria, contempla aislar a Cochabamba de Oruro y Santa Cruz, además de paralizar el traslado de pasajeros desde el trópico hasta valle alto, valle bajo, cono sur y zona andina.

Uno de los factores que más preocupación genera en la población es la desinformación y los anuncios alarmantes que cunden en las redes sociales. Por ello es imprescindible discernir entre la información responsable, fiel a los hechos y la telaraña de información errónea. Datos falsos y alarmistas que se propagan generan pánico en la población. Tanto la Organización Mundial de la Salud como, las autoridades nacionales han explicado que el 80% de los afectados por coronavirus no necesitan tratamiento específico u hospitalización, el 15% quizá y tal vez el 5% requiera de terapia intensiva. Los síntomas de un resfriado no deben ser confundidos.

Aunque la preocupación de la población es comprensible, es necesario que cada ciudadano logre información confiable. Debe saber que el mundo está trabajando para controlar esta enfermedad. Los científicos ya lograron avances importantes, y hay dinero y compromiso de muchos países para enfrentar la pandemia. El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha dispuesto un billón de dólares, para ayudar a los países a encarar «el impacto económico y humanitario» del coronavirus, indicó su directora gerente, Kristalina Georgieva.
«Como primera línea de defensa, el Fondo puede desplegar su caja de herramientas flexible y de rápido desembolso para ayudar a los países con urgentes necesidades». «El Fondo tiene ya 49 acuerdos en marcha -tanto de desembolso como de precaución- con compromisos combinados de cerca de 200.000 millones de dólares. En muchos casos, estos acuerdos pueden ofrecer otro instrumento con rápidas entregas de fondos para la financiación ante crisis», agregó Georgieva.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -