12 C
La Paz
miércoles, noviembre 30, 2022
InicioOpiniónEditorialHacia la eficiencia del transporte público

Hacia la eficiencia del transporte público

Diversas instituciones, plataformas virtuales, y personas en las redes sociales se pronunciaron en defensa del servicio municipal de transporte de pasajeros «PumaKatari», luego de las amenazas contra el funcionamiento de ese sistema. Aunque los que se pronunciaron contra este servicio adornaron sus actitudes con un simple pedido de investigación, están latentes las acciones que se gestaron desde un comienzo del proyecto oponiéndose al establecimiento del transporte edil, que nace de una demanda de la población frente al permanente abuso, y pésimo servicio de transporte púbico tradicional. La población se cansó de los abusos de los choferes y de las incomodidades en los actuales minibuses, y taxis de ruta fija (trufis).

Quienes se oponen a un servicio eficiente son precisamente los choferes que también se opusieron al Teleférico y combatieron al tren metropolitano, proyecto que quedó archivado, pero que sigue en la aspiración de la población. Ojalá se lleve adelante ese sistema ferroviario, para lograr una verdadera modernización y la ampliación de opciones de transporte para la ciudadanía. Los enemigos de un servicio eficiente de transporte están claramente identificados y sus cabecillas también. Funcionarios municipales recordaron el ataque y quema de los autobuses municipales. En noviembre de 2019 un grupo de personas dirigidas por un exdirigente que está siendo procesado en ante la justicia, quemó 60 buses del patio de la de Chasquipampa y seis en Villa Salomé Los buses costaron a la Alcaldía de La Paz más de 80 millones de bolivianos, que felizmente fueron repuestos por el seguro. Lamentablemente, la justicia, tan dura con la oposición, resultó generosa con los responsables de la quema y destrucción de los buses

El Juzgado 11 de Sentencia condenó a tres años de cárcel al principal responsable por el destrozo de seis buses PumaKatari en el patio de Villa Salomé, en noviembre de 2019. En su momento, el director Jurídico de la Alcaldía de La Paz, José Gonzales anunció que se apelarían el fallo y además, dijo que continúa abierto un segundo caso por la quema de 60 buses PumaKatari en el patio de Chasquipampa. Aseguró que se cuenta con las pruebas de la participación y de la autoría «intelectual y material en la quema de los buses PumaKatari en los conflictos políticos de noviembre de 2019, y por ello lo único que estaría en discusión son los años de sentencia». Además, la Alcaldía paceña sigue el proceso judicial en contra de otras personas, como ex dirigentes del transporte sindicalizado que también habrían participado en la quema de los buses municipales.

Pese a todos los ataques y maniobras, el servicio de los «PumaKatari» progresa, se amplía y continúa siendo eficiente, y merece el apoyo de la ciudadanía. Un último informe del Servicio de Transporte Municipal (Setram), da cuenta que por día se transportan 20 mil pasajeros y se ha anunciado avances en la búsqueda de la integración física con el transporte tradicional y el teleférico, y se trabaja en la integración tarifaria que consiste en consolidar el pasaje único. El gerente general de Setram, Franco Soliz, explicó que el incremento de pasajeros responde no sólo a las mejoras realizadas en el tema de operaciones, sino también en la atención al usuario. Son siete rutas habituales, pero desde el 15 de agosto se ampliaron los alcances del servicio. Actualmente, opera una red de integración física del transporte en cinco rutas, las cuales se conectan con el teleférico.

La necesidad de mejorar el sistema de transporte público es urgente. El actual servicio es deficiente y no debe continuar. El Teleférico y el servicio «PumaKatari» son ejemplos de que se puede lograr eficiencia, calidad, pulcritud, puntualidad y otros requisitos para un medio de transporte que se precie de aspirar a la calidad. En la actualidad se está efectuando una inspección técnica vehicular, que debería centrar su atención en los vetustos minibuses y «trufis» alterados, vehículos que deberían ser retirados de la circulación.

Recordemos que la decisión de crear los servicios públicos de transporte municipal y estatal responde a una realidad objetiva creada por el mal servicio, e impuesto frente a los atropellos de paros y bloqueos que pretendían impedir la modernización del transporte. Actualmente los sindicatos de choferes mantienen rutas que no respetan, hecho que debería ser suficiente motivo para cancelar las concesiones. Al mismo tiempo, es necesario ampliar tanto el teleférico como el transporte «PumaKatari». Y ojalá todas las ciudades del país lograran similares sistemas. Cochabamba ya tiene el tren urbano, Santa Cruz está en camino. Ahora La Paz debe luchar por el tren metropolitano. Todo el país tiene que emprender una cruzada por la eficiencia del transporte público.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -