6 C
La Paz
miércoles, octubre 27, 2021
InicioOpiniónHuevos de Evo "eran collos", perdió demanda contra Chile

Huevos de Evo «eran collos», perdió demanda contra Chile

Dr. DAEN. Wenceslao Jáuregui

Viene a la memoria lo que dijo el expresidente del senado, excónsul general en Argentina, exembajador en Brasil, exembajador en la OEA, secretario privado del expresidente indígena, José Alberto Gonzales Samaniego, cuando en forma histriónica manifestó que «Evo Morales Ayma tenía huevos al interponer demanda marítima contra Chile».

Lo que no acertó el masista es que los mismos habían sido «collos», pues el expresidente perdió la demanda perjudicando a Bolivia, lo que es un grave delito que algunos analistas señalaron «constituía traición a la patria».

¿Por qué? Porque en la demanda, en el petitorio, solo se pedía a la Corte internacional de Justicia de la Haya, «obligue a Chile a negociar de buena fe una salida soberana al Pacifico».

El expresidente «le metió nomas, creyó que sus abogados lo arreglarían».

Contrató a ocho «expertos especializados en derecho internacional público», todos europeos y a dos pulidores, como él los denominó, a Eduardo Rodríguez Veltzé (Agente diplomático) y a Juan Lanchipa Ponce, actual Fiscal General del Estado.

El Tribunal de Puro Derecho esperaba que los abogados de Bolivia presenten documento en el que algún gobernante de Chile, en forma escrita, se hubiera comprometido a otorgar una salida soberana al Pacífico.

Se supo que se presentó a dicha Corte una media tonelada de recortes de periódicos, actas de reuniones entre gobernantes de ambos países, declaraciones gravadas de exgobernantes de varios países que se solidarizaban con Bolivia, hasta una bandera monumental, larguísima, pero no hubo la entrega de documento firmado por algún gobernante de Chile con referencia a la demanda interpuesta por el Estado Boliviano firmada por el expresidente Morales.

Dicha Corte, ni se molestó en revisar la media tonelada de papeles, que se dijo «eran prueba del compromiso que Chile hubiera hecho».

El expresidente Morales Ayma, según analistas constitucionalistas, habiendo sido informado que la demanda no era consistente, menos objetiva, luego de ser advertido del fracaso de la misma por el jefe de la delegación de abogados europeos, había pedido que sigan adelante, porque era una posición electoral.

Un conocido comediante nacional, comparó la demanda con la petición que hubiera hecho una novia plantada antes de la boda en la iglesia, exigiendo al sacerdote obligue a su novio a presentarse para casarse, lo cual era ridículo y hasta indecoroso.

El expresidente con toda una delegación se presentó en la sala de audiencias en la Corte Internacional, creyendo o le hicieron creer que la demanda sería favorable a Bolivia, la cara se le cayó cuando una a uno los «argumentos» eran desechados por los Tribunos.

Chile tiene la sentencia de la CIJ de la Haya para refregar en la cara de los gobernantes de Bolivia y a quienes intenten restablecer relaciones diplomáticas.

El expresidente y sus comitivas deben estar pendientes que el ministerio público, siendo un delito de carácter público que generó múltiples víctimas, más de doce millones de bolivianos, los enjuicie por la vía ordinaria penal.

Lo curioso es que el masista que dijo «Evo tenía huevos» al interponer la demanda, no se haya pronunciado respecto al caso, ni aquí ni en la OEA. Esta mutatis mutandis, en la creencia que el pueblo olvidara sus andanzas y consejos que habría dado al expresidente indígena.

El mal a Bolivia está hecho, corresponde que el exdignatario y sus conmilitones sean procesados.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -