14 C
La Paz
miércoles, noviembre 30, 2022
InicioBoliviaSociedadIglesia católica advierte sobre dilatación del conflicto por el censo

Iglesia católica advierte sobre dilatación del conflicto por el censo

La Iglesia católica advirtió este miércoles sobre la dilatación de las tensiones por la realización del censo de población, al cumplirse 19 días de paro en Santa Cruz para que el empadronamiento sea en 2023.

El secretario general adjunto de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), Diego Plá, se refirió al asunto en una rueda de prensa en Cochabamba convocada para anunciar la CXI Asamblea de Obispos del país que comenzará este jueves y concluirá el próximo martes en esa región.

Plá sostuvo que la situación actual «preocupa no solo a la Iglesia, sino a todo el país» y ratificó la voluntad de la institución de cooperar en la resolución de los conflictos.

El sacerdote remarcó que es necesario no permitir más enfrentamientos entre bolivianos «porque la violencia genera más violencia».

«Tenemos que defender la vida y sobre todo evitar que haya la confrontación, los conflictos y esta tensión que la palabra sería que se está dilatando. Y creo que nuestro país económicamente no está en situación de dilatar esta preocupación por la fecha del censo porque hay que fijarse en el pueblo», afirmó.

El secretario de la CEB insistió en la necesidad de que haya un «diálogo sin condicionamientos» y que la Iglesia católica está dispuesta a facilitar un acercamiento, aunque aclaró que «las dos partes» en conflicto «tienen que solicitar esa facilitación, no sólo una».

Los conflictos por el censo se centran en Santa Cruz, que reclama que la encuesta nacional se efectúe en 2023 y no en 2024 como lo definió el Gobierno de Luis Arce.

El empadronamiento debía realizarse este 16 de noviembre, pero en julio el Ejecutivo nacional anunció su postergación a 2024 alegando razones técnicas.

Una comisión «técnica» que trabajó desde el fin de semana en la ciudad de Trinidad para fijar la fecha concluyó en que el censo puede adelantarse un mes y realizarse entre marzo y abril de 2024, dejando la definición en manos del presidente Arce.

Esta posición se fijó en ausencia de la delegación regional de Santa Cruz y las municipales de La Paz, Trinidad y Tarija que abandonaron la mesa en la víspera denunciando que sus propuestas para el censo en 2023 no fueron tomadas en cuenta, mientras que las autoridades nacionales aseguraron que no pudieron sustentarlas técnicamente.

El conflicto se ha saldado hasta el momento con dos víctimas, un hombre fallecido en octubre en medio de enfrentamientos entre sectores que cumplían la huelga y otros que la rechazaban, y un joven que murió en la madrugada de este miércoles tras chocar con un cable en uno de los puntos de bloqueo callejero en la ciudad cruceña.

Los obispos bolivianos prevén hacer en su asamblea un análisis de la «situación coyuntural» que vive el país, entre otros asuntos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -