4.8 C
La Paz
domingo, mayo 19, 2024
InicioBoliviaEducaciónIglesia denuncia que Gobierno negó reabrir una normal de maestros

Iglesia denuncia que Gobierno negó reabrir una normal de maestros

La Iglesia católica de Bolivia denunció este miércoles que el Gobierno de Luis Arce le negó el permiso para reabrir una normal de maestros que el Movimiento al Socialismo (MAS) les obligó a cerrar en 2010, esto sucede a días de la polémica sobre el rol de los obispos durante la crisis política y social de 2019.

La Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB) en una conferencia de prensa señaló que en diciembre pasado realizaron los trámites para poder reabrir el Instituto Normal Católico, pero que la solicitud fue denegada.

«El Instituto Normal Superior Católico fue por décadas un incuestionable referente de formación docente para nuestro país. En sus aulas se formaron más de 12.000 maestros normalistas que recibieron una formación académica de excelencia», manifestó monseñor Fernando Bascopé, obispo presidente del área de Educación de la CEB.

Bascopé sostuvo que esta negativa «vulnera no solo el derecho de la Iglesia católica a formar sus propios profesores de acuerdo a las creencias que profesamos la mayoría de los bolivianos», sino que también el de los padres de familia quienes son los «principales responsables de la educación de sus hijos» y tienen derecho a «elegir el tipo de educación que refleje sus valores».

«Es importante recalcar, el Estado no puede negarnos el derecho de reabrir la normal si nosotros cumplimos los requisitos necesarios para hacerlo», indicó Bascopé.

Además criticaron la nueva currícula escolar que ha provocado protestas de profesores y padres de familia al percibir que se trata de un «adoctrinamiento».

El Instituto Normal Católico ha estado vigente por más de 65 años, sin embargo, el Estado boliviano obligó su cierre en 2010, de acuerdo a un comunicado.

Recientemente se abrió una nueva polémica entre la Iglesia católica y el Gobierno de Luis Arce por la solicitud de la Procuraduría General del Estado de que los obispos que fueron parte de la CEB en 2019 declaren como «testigos» ante la Justicia por el caso denominado «golpe de Estado I», que investiga la crisis política y social tras las elecciones fallidas de 2019.

El motivo para pedir que declaren es que aclaren su rol en una reunión en la Universidad Católica de La Paz en la que se definió la sucesión presidencial que finalmente recayó en Jeanine Áñez.

En ese encuentro participaron la Iglesia, líderes de oposición y representantes del MAS.

En 2021, la CEB entregó una memoria al papa Francisco sobre el rol de la Iglesia entre octubre de 2019 y enero de 2020 en la que rechazó toda acusación de que su labor se relacione con un supuesto «golpe de Estado» contra el entonces presidente Evo Morales.

Morales renunció en noviembre de 2019 denunciando un «golpe de Estado» en su contra, mientras la oposición considera que lo que sucedió en ese año fue un fraude electoral a favor del entonces presidente y que derivó en fuertes protestas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -